Tu mamá se desmayo Parte 2

Recomendación Para Que Te Diviertas

“Danielle?” -preguntó, con la mano tirando de su pezón. “Fuck yeah, es definitivamente Danielle. Altiva, presumido, malintencionado Danielle, inconsciente y atreverse a hacer algo al respecto. Eres lo suficientemente hombre para dar Danielle lo que por lo tanto necesita? ¿Está , Jer? ” Él extendió la mano con las dos manos y agarró los pechos de su madre, apretando. “Baje las luces”, dijo. Fuckin ‘A. I se levantó y se dirigió al interruptor de la pared, tirando de la corredera hacia abajo hasta que la sobrecarga fue apenas iluminado. Tenía una buena idea allí. Todavía podía ver su bastante bien, pero la iluminación no era tan duro y todo revelador. Las tenues luces de un club de striptease. Donde el pecado es el rey. Y para esta noche, Jill Mallory era la reina. Fui y sacó la colcha y las sábanas de la cama por completo. Sí, eso era mejor. Jesús tenía un cuerpo caliente para una mujer mayor. “¿Cuántos años tienes tu mamá, Jerry?” “34.” “34? ¿Me estás tomando el pelo, que tendría que haber sido, lo que …” “16 cuando me tuvo. Y deja de recordarme que es mi mamá.” “Bien. ¿Cuántos años tiene Danielle?” “Veinte, creo. Sí, veinte desde marzo.” “Eso se ve sobre la derecha entonces. Ese es el cuerpo smokin ‘de un 20 años de edad, si alguna vez vi uno.” Jerry no era prestando más atención a mí. Era obvio que era un hombre de pecho, y tenía el pezón de su mamá en su boca, succionando como un recién nacido. Me acosté en el otro lado de ella, y le tomó la otra teta bajo control. Tenía más que suficiente para compartir. El pezón se ajusta a mi boca muy bien. Además tenía las manos libres para explorar su cuerpo. Pronto estaban explorando ese lugar caliente entre sus piernas. Lo sé, lo que podría parecer un poco raro, dos tíos apenas un par de centímetros de distancia, trabajando sobre las tetas de una chica. Tipo de gay, tal vez. No lo fue. Estábamos construyendo una camaradería. Compartiendo. Fue muy bien, incluso. Sus tetas eran simplemente increíble, y Jerry era obviamente el contenido como el infierno. Me? Había algo más que quería chupar. Agarré piernas de Jill y les saqué más o menos sobre la cama en diagonal, que nos da un montón de espacio para trabajar, y el tipo de desafiándola a responder. Ella comenzó a girar sobre su costado un poco, ella podría ser inconsciente, pero ella no estaba muerta. Esperé a que terminara, y luego puso su espalda sobre su espalda, y abrió las piernas. Ella tenía un pequeño mechón de pelo por encima de su coño, fácilmente una pulgada dentro de sus líneas de bronceado. Me acerqué para ver mejor, y su olor me golpeó como un matón del colegio. Es, literalmente, me tiró hacia atrás por un segundo, luego me mudé de nuevo, inhalando profundamente. Maldita sea, esa fue una fragancia embriagadora. Coño de una mujer adulta. Y no cualquier mujer adulta, Jill Mallory, el MILF para terminar todas las MILFs. Abrí más las piernas, y lamí mi primer gatito. ¿No me malinterpreten. Yo no era virgen ni nada. Por supuesto que no. Oportunidad de grasa. Yo había jodido un montón de chicas. Cinco, ahora que pienso en ello, pero que normalmente no cuento Cheryl, ya que ella es grande, y yo estaba borracho, y yo no recuerdo una mierda al respecto. Pero recordó lo suficiente para puta me siguen a todas partes como un perro perdido durante la mayor parte del semestre. , y hubo tres más que me dio el empleo de mano. Ocho mujeres en total, siete si no cuento chubba. Cuatro de ellos me dio golpe puestos de trabajo. Bueno, por lo menos cuatro que tenía su boca en mi polla en algún momento. Jenna me terminó, e incluso tragar. Sí, hasta la última gota. No es de extrañar Jenna fue mi favorito absoluto. Hasta ahora. Así que como he dicho, he estado alrededor. Pero nunca he tenido una mujer completamente desnuda delante de mí, y nunca he tenido mi boca en cualquier lugar cerca de su coño. Pero gracias a la señora Mallory que estaba cambiando. Como me lamió mi primer coño, me di cuenta de que mi polla le dolía. Yo todavía estaba completamente vestido. No tiene sentido eso. Rápidamente me puse de pie y desnudaron, poniendo Jill y yo en igualdad de condiciones. Ol ‘Jerry estaba demasiado ocupado vez de comer en las tetas de su madre a notar o comentarios al respecto. “Danni tiene unas tetas culo dulce, ¿no?” Bromeé. Él realmente se apartó por un momento y pude ver los pezones de su madre eran duras y de color rojo. “Ass tits grandes. Todos los bienes”, dijo sonriendo. “Dulce coño caliente también. Sabroso coño de veinte años de edad, apenas legal.” Yo le dije, poniendo mi mano para un máximo de cinco. Él no dudó en darme cierre. “Usted sabe que vamos a coger cerebros rubios ditzy de Danielle esta noche, ¿no?” Una mirada de preocupación cruzó su rostro. “No, en serio? Nosotros no tenemos que llevarlo tan lejos.” “Vamos a follar Danielle con tanta fuerza que se sentirá durante una semana. Cada vez que la miras que va a agarrar su entrepierna, recordando lo que hicimos con ella. ” “Joder Danielle”, gimió, y luego volvimos a la ciudad en esas tetas. Yo, por otro lado, volví a aprender todo lo que pude sobre el coño de una mujer. Jill era un infierno de un maestro, sin quejarse nunca, si he cometido un error, y lo que me cerca margen infinito. Después de lamer ella y chupar sus labios inferiores-, traté de averiguar lo lejos que dentro de ella la lengua iría. Lo suficientemente lejos de herir mi mandíbula después de un tiempo. Me encantó la forma en que ella sabía y olía, y no podía tener suficiente de ella. Moví mi cabeza hacia atrás lo suficiente como para perder las sombras y la abrí, teniendo en el color rosado esponjoso dentro de ella, lo que me chupó el dedo con la mayor facilidad. Los pliegues de la piel en la parte superior, cuando pried aparte, que se expone más elusivo de los tesoros que había oído hablar tanto. Una pequeña protuberancia rosa, no mucho mayor que un borrador de lápiz, que podía provocar y empujar un poco con mi lengua. De vez en cuando se mudaría sus caderas o ajustar a sí misma, y el primer par de veces casi me da un corazón ataque. Pero Jerry estaba en lo cierto. Fue puramente instinto, ella estaba inconsciente. Me hizo más atrevido, apretando dos, tres y hasta cuatro dedos dentro de ella. Cuatro fue duro, y ella se retorció un poco demasiado, haciendo un ruido gimiendo. Tenía miedo de que la estaba lastimando, y no había forma de saber si eso pudiera despertarla, así que me decidí por tres, alcanzando en y sentir todo, obtener la configuración del terreno, por así decirlo. Jill podría haber estado inconsciente, pero coño no estaba y comenzó a filtrarse una pegajosa, dulce jugo, haciendo que el acceso de mis tres dedos para que sea mucho más fácil. Ella estaba disfrutando, aunque ella no lo sabía. Sí. Yo era bueno. ¿Hubo alguna vez alguna duda al respecto? Jill definitivamente iba a averiguarlo. “Jerry, hermano. Tienes que conseguir un poco de esto. coño de Danni es tan dulce como el jarabe de arce, y ella está pidiendo que usted tome un sabor de primera mano.” “No me digas?” “No jodas hombre. dulce y húmeda y rogando por él! Tienes que hacer Danni retorcerse en su lengua. ” Jerry cesó en sus pinzas de presión sobre las tetas maltratadas de su madre, y se bajó de la cama. “Amigo, estás desnudo.” “Y usted debe ser demasiado. Es difícil coger a su hermanastra perra-pero-caliente con los pantalones puestos, hermano.” Yo no iba a esperar a que él haga su mente. Había tetas que me esperan. ,, Tetas Grandes desnudos suaves y redondas. Con enormes montículos rosados ​​más grandes que los dólares de plata, y los pezones casi del tamaño de un corcho apareciendo y rogando por mi amor. no dejé abajo, chupadores y masticadores en esos bebés, tratando de conseguir mi damndest a renunciar a su jugo dulce. Rápidamente me di cuenta que podría tirar de los pezones un buen tres o cuatro pulgadas hacia arriba, haciendo que sus tetas se extienden hacia fuera, y su PIN sólo tengo más difícil. Ella gruñó un par de veces cuando yo saqué quizás demasiado, pero era difícil de decir. Tal vez sólo me gustó. Tuve una idea, y como el señor Mitchell dice, el mejor momento para actuar en una idea que es correcto cuando lo tengas. Buen consejo. Probablemente la única cosa que he aprendido en Biología. Seamos realistas. Jill Mallory era un infierno de un mejor profesor de Biología. Su mesa de noche estaba más cerca, así que empecé allí, pero no hubo suerte. Fui alrededor de la cama, caminar más allá de las piernas desnudas de Jerry y stocking’d pies, y probamos el otro lado. Jackpot. Algunos juguetes sexuales, lubricantes y hasta un blister de pastillas de color amarillo en un paquete sellado de 4, hacen que 3, uno faltaba. En realidad dos faltaban unos segundos más tarde después de que me ayudó a mí a uno. Pensé en casa, con mi KY mano y un rollo de toallas de papel (me gusta Bounty por su suavidad), que era bueno para 2-3 hace estallar en una noche. Pero con una oportunidad como esta, que me iba a ir a por un récord de todos los tiempos. Yee-ha. El lubricante era una botella grande, casi por completo, y hasta tenía una bomba en la parte superior, como el jabón líquido. La etiqueta decía Maximus. Era como un pequeño mensaje de parte de Dios. Sí, ésta era para mí. Alexis Maximus, el rey de la cama. Volver a esas tetas, esperando siempre tan pacientemente. Mi polla estaba dura por lo menos durante media hora, y pensé que ya era hora de que hiciera algo al respecto. Tres chorros de que la bomba hacia el valle de la alegría entre los magníficos pechos de Jill (y la señorita Jenkins cree mi escritura ‘carecía de descripción’!) Y otro de la bomba a lo largo de ‘John Henry’, y yo estaba listo para ir. Puse mi polla abajo entre las tetas de Jill, y presionado esas bellezas juntas. Puta increíble. Eso es todo lo que tengo que decir. A caballo entre su pecho, trabajé mi polla arriba y abajo de ese canal resbaladizo, viendo a mi orgulloso guerrero púrpura asomarse cerca de su cuello, una y otra vez. No podía soportar que su cara bonita estaba cubierto, por lo que arrojó el camisón a un lado, y miró a su hermoso besador. Me la imaginé inclinando la cabeza hacia adelante, sacando la lengua, tratando de alcanzar mi polla dura al final de cada carrera. “No me jodas.” En mi imaginación fue Jill despertando e insistiendo en un enfoque más directo. Por desgracia, estaba Jerry parado a un lado de la cama, todavía con sus Blancas y ceñidas, y mirándome tit-fuck su increíble mamá. “Bonito, ¿eh? tienes que tener algunos graves-ta tas para hacer este trabajo. Este nena seguro las tiene, ¿eh? ” “Puta increíble”, dijo suavemente, su mano dentro de sus pantalones cortos. No es algo que realmente se necesita para ver en ese momento. “Yo voy a la mierda ‘Danni de’ Tetas prima, entonces ven por toda la cara arrogante. Mira si no puedo arrojar a chorros un poco de mi jugo en su boca caliente,” Yo gruñó, maldito esas tetas bastante difícil para el rock de la cama. “Vete a la mierda”, fue breve respuesta de Jerry. No necesitaba su aliento. Sus tetas sentía increíble. Yo como que deseaba tener un conjunto de pines cercanos terminaron el doble que podía sujetar un extremo a cada pezón hinchado, la celebración de esas grandes tetas gordas juntos. Jugué con la celebración de un pezón entre el pulgar y el índice, y la otra entre el meñique y la fiebre del anillo, pero no importa lo duro que traté de apretar, una teta o el otro iba a estallar finalmente libre. No, me pareció que lo mejor era sólo para apoderarse de ellos tanto por el lado y smoosh juntos, tratando de conseguir que los pezones se tocan. Un par de minutos más de esa acción, junto con un chorro adicional de lubricante, y pude sentir mi necesidad en horas pico. Extendí el tiempo que pude, y en el último momento posible, me soltó, se arrodilló en posición vertical y pintado ese magnífico enfrentar como Picasso. Yo venía como una manguera contra incendios. Ok, se sentía como una manguera de bomberos, la salida podría haber sido más en línea con el lubricante de la bomba. Media docena de rayas de cum en su cara, y me faltaba el aire. Maldición! Jill Mallory estaba usando mi semen como un campeón. Yo no podía dejar pasar esta oportunidad. Fui por mis pantalones y encontré mi teléfono celular. Gracias Steve Jobs. Un poco más tarde tuve una docena o más fotos para que me dure toda la vida. “Mierda, Alex. ¡No hagas eso,” Jerry quejó. “No te preocupes por eso. Nadie más que yo nunca volveré a ver estos. Sería un crimen no para grabar algo de esto “. “Si los que alguna vez salimos …” “Me gustaría ser un idiota. arruinar lo mejor que me ha pasado nunca. nos pasó? yo no vamos a follar esto. creo que quiera estar cerca de poner en peligro para la próxima vez “Danielle” necesita un poco de amor? ¿O la próxima vez. O la próxima? ” “La próxima vez?” “No te preocupes por eso. Simplemente disfrutar el momento dude. Disfruta el momento. Hay una mujer desnuda sexy delante de ti, y tienes que carpe diem. ” Poner el teléfono con cámara a un lado, me senté cerca de la cabeza de Jill, y extendió la mano a la cara. Mi semen goteaba por sus mejillas;. Hay necesidad de que yo recogí un chorro de esperma, sacó la barbilla hacia abajo para abrir la boca, y me deslicé mi dedo entre los labios. Al parecer, Jerry no le gustaba la idea. “No lo hagas. No como eso.” “Relájese. A ella le gusta, verla chupar el dedo.” Me tomó un minuto más o menos, pero yo tenía la cara casi completamente limpio. Y Jerry renunció a su lloriqueo por el momento. Cerré la boca para ella, imaginando su saboreando mi gusto. Un paso rápido hacia el baño y tenía una toalla facial húmeda limpia Solía ​​limpiarla un poco. Supongo que algunos tipos como una mujer sucia, pero era demasiado hermosa para mancillar. El cabello largo oscuro, pequeña nariz perfecta, grandes ojos verdes, que por desgracia no pude ver por el momento. Además, me estaba haciendo un favor a Jerry, la limpieza de sus pechos. Me imaginé que estaría de vuelta en los que en cualquier momento, y él no tenía necesidad de estar jugando en mis jugos. No enfriar. Después de limpiar el rostro, tuve que estudiarlo. Tan jodidamente bonita. Y esa boca caliente. Boca perfecta. Dios, quería que la boca. Incliné la cabeza hacia un lado, y una vez más sacó la barbilla hacia abajo. Una pareja perfecta. Mi polla se deslizó entre sus labios, rozando los dientes perfectamente alineados que podría sonrisa tan bellamente. Yo podría empujar en un par de centímetros antes de que golpee el fondo. Lo suficientemente bueno para mí. Le acaricié el pelo suave, mientras que yo dejé que me chupe. Muy bien, chupar puede no ser la palabra correcta, pero mi pene estaba en su boca, y me encanta. Sólo tomó unos momentos para mí ser tan duro como siempre, entrando y saliendo entre esos labios sensuales. Jerry había sentado a su lado, frente a mí, y estaba acariciando ella, tocándola, besándola en la piel. Cuando vio lo que estaba haciendo, tenía que interceder de nuevo. “Por favor, Alex. Deja la cara y la boca solo, Ok? Usted tiene todo su cuerpo para jugar bien?” “Así es. ¿La quieres para ti mismo. Quiere a la mierda la cara de Danni ti mismo. ” Su voz era suave. “No es Danielle, es mi mamá. Usted no tiene que hacer eso con ella.” Estaba equivocado. Yo no tengo que hacer eso. No pude evitarlo. Algunas veces se sentía como que estaba recibiendo en ella. Tal vez fue mi imaginación, pero por un tiempo sé que sentí succión. Incluso inconsciente, ella era una diosa del sexo. Mirando a mi lado, la cabeza de Jerry estaba recostada sobre el pecho de su madre, con los ojos bien cerrados, un pezón entre los labios, mientras chupaba distancia. Si seguía así, iba a tener chupones. acariciaba mi polla con mi mano, mientras me daba de comer a ella. “Al igual que eso, nena? Como mi gran polla en su descarada, la boca caliente. Sí, yo sé que sí. Me Suck. Me chupan como si nada. Usted sabe que siempre has querido.” No hay duda al respecto. Ella quería que yo. Supongo que me cogí a su cara un poco demasiado duro. Ella se atragantó y tosió, y cuando rápidamente saqué se dio la vuelta, de vuelta en snoozeville, después de una última poco de tos. Me quedé helada. Si yo hubiera ido demasiado lejos? Yo la miraba atentamente, pero ese pequeño momento de semi-inconsciencia había terminado. Eso estaba bien. Su boca era grande, pero algo aún mejor esperada. Me movía entre sus piernas, y los abrió de par en par. Ella había sido muy jugosa cuando yo había tenido mi cara allí antes. ¿No debería ser un problema. pensé mejor de mis acciones y me metí el lubricante, sólo para estar seguro. Un par de bombas más tarde y yo estaba resbaladiza como el pecado. Yo la abrí con mis dedos, y guió la cabeza entre sus labios oscuros, en esa gran desconocida de color rosa. Quería saborear cada momento de esto. Empujando mi polla arriba y abajo, abriendo las piernas tanto como pude, observando el lento progreso, sintiendo su tensión alrededor de mi glande, ambos combates y darme la bienvenida. Un par de centímetros dentro de ella, la presión en la cabeza bajó y me dio un empujón lento, obligando a la mitad de mi longitud en su apretado coño. Antiguo Jerry no podía dejar ser. “Sé amable con ella, Ok?” Quería darle una bofetada. Dile al hombre y crece un conjunto. Pero entonces me acordé de que era su mamá. ¿Quién diablos sabe lo que sería como si fuera mi mamá. Eeeew. “Voy a cuidar bien de ella. Ella es preciosa.” Tiré hacia atrás y empujó con más fuerza, hasta que me hundí hasta la raíz. ¡Maldita sea! La mujer había empujado a un niño fuera de ese espacio, y me sentí como que podía romper mi polla con un buen apretón. Ella fue al menos tan fuerte como cualquier chica que jamás había hecho, excepto tal vez Traci, que ni siquiera podía realmente conseguir en. Era como si alguien hubiera pegado idiota cierre de ese reclamo. Hice encajar la cabeza todo el camino con ella, y ella me dejó froto mi polla contra ella hasta que he venido, así que todavía le conté entre los. Cinco Seis, ahora. Jill era mucho mejor. Ella tenía experiencia. Ella era hermosa. Ella no se quejó ni juzga mí, y yo estaba apostando que ella no estaría quejándose si no la llamé al día siguiente. Un pequeño gatito tan dulce en una mujer tan perfecta. he intentado un par de posiciones diferentes en las piernas, y se encontró que al poner sus tobillos sobre mis hombros, y se inclina hacia adelante ofreció la mejor solución. Mantuvo su apretado y accesible. Y pude libra real de ella. No sé si era la píldora o la situación, o incluso con quién estaba, pero me sentí más fuerte y más grande que he tenido en mi vida. Es como mi polla era una barra de titanio. Estoy bastante buen tamaño para empezar. Yo mismo he medido en poco más de 7 pulgadas gloriosos, pero te juro, mirando hacia abajo en ese eje de la grasa desaparece en mujer de mis sueños, parecía que era un puto completo 9 pulgadas, y tan espeso que dibujó sus labios después de que el cada Carrera salida. Yo era un animal, un porno de mierda Dios, al menos por la noche. Arranqué mis ojos de donde me estaba poniendo a ella el tiempo suficiente para comprobar lo que en silencio Jerry estaba tramando. Él todavía estaba acostado de lado sobre la cama, y pude ver que había cubierto el rostro de su madre. Él estaba frente a mí, y alternando lame y chupa los pobres tetas maltratadas de su madre. Apuesto a que estaría dolorida por la mañana. O por la tarde, cuando se despertó. Estaba definitivamente me miraba, y si se me permite decirlo, me estaba poniendo en un infierno de un espectáculo. Saqué las piernas de mis hombros, agarró detrás de sus rodillas y empujó sus piernas casi hasta sus tetas. Niza y flexible para una mujer mayor. Toda esa mierda de Pilates. Me incliné sobre Jill, dulce amorosa Jill, y le di lo que necesitaba. Golpeé que coño. Como salir de ella como ella, que sonaba como ella gimió. Sweet. “Yo le estoy tirando, Jerry. Estoy cogiendo a la mierda de Danni. Ella es increíble, absolutamente increíble puta.” “No le hagas daño”, dijo con cautela. “Hurt ella? Nunca te haría daño ella. La amo, Jerry. la amo tan condenadamente mucho. Debería puta morir ahora. Nunca seré tan feliz o sentirme bien otra vez “. me aflojó y largo acaricié. “A ella le encanta también. Mira ese coño, aferrándose a mi polla. Mira lo mojada que es. Ella se baja en esto. Ella necesita esto. Ella necesita una gran polla de grasa como la mía.” La necesidad de llegar me invadió como un maremoto, inesperada y enorme. Me soltó las piernas, incliné y hundí mi polla tan lejos en ella como pude, descargando un torrente lleno de vapor de jugo. Miré hacia arriba para ver cómo se estaba tomando, mirando por encima de la cabeza voyeurista de Jerry. La cara de Jill estaba inclinada hacia el lado. Parecía que se mordía el labio inferior. Estaba disfrutando de esto, en algún lugar en lo profundo de su subconsciente, que estaba vivo a todo lo que le hice? Sentí que estaba recibiendo a ella. No hay duda de que estaba en el cielo. Rebanada personal de Jill de los cielos, ella mantenía escondido detrás de los pantalones de gimnasia y sexy bikini. No era justo. No era justo para el mundo que ella debe tener esta mina de oro, esta huelga de diamantes, este regalo mágico, y sólo viejo Bob debe llegar a minarlo. no tuve suave. No podía, no cuando todavía estaba dentro de mi Jill. Jill Mallory. Impresionante Jill Mallory. Me eché hacia atrás, empujando mis rodillas al lado de sus caderas, y lentamente acarició dentro y fuera de su fuente de adormecer la mente de la alegría. Me agaché y la toqué, deslizando el pulgar sobre sus montículos hinchados, abriendo sus brazos, dejando al descubierto su tierna poco botón de amar. Me deslicé mi dedo dentro de su coño, por encima de mi polla, deleitándose con su humedad. Ella no puede saber lo que estaba pasando conscientemente, pero su dulce coño seguro que lo hizo. Saque de mi pulgar, me frotaba su clítoris, la variación de la presión, el roce pequeños círculos, la comprobación para ver cómo respondía su coño para mí. Estaba seguro de que sentía su endurecimiento, apretando mi polla con sus pliegues húmedos. No podía creer lo fácil que era para quedarse duro para ella, y yo quería jugar de una manera diferente. Tres chorros de que la bomba hacia el valle de la alegría entre los magníficos pechos de Jill (y la señorita Jenkins cree mi escritura ‘carecía de descripción’!) Y otro de la bomba a lo largo de ‘John Henry’, y yo estaba listo para ir. Puse mi polla abajo entre las tetas de Jill, y presionado esas bellezas juntas. Puta increíble. Eso es todo lo que tengo que decir. A caballo entre su pecho, trabajé mi polla arriba y abajo de ese canal resbaladizo, viendo a mi orgulloso guerrero púrpura asomarse cerca de su cuello, una y otra vez. No podía soportar que su cara bonita estaba cubierto, por lo que arrojó el camisón a un lado, y miró a su hermoso besador. Me la imaginé inclinando la cabeza hacia adelante, sacando la lengua, tratando de alcanzar mi polla dura al final de cada carrera. “No me jodas.” En mi imaginación fue Jill despertando e insistiendo en un enfoque más directo. Por desgracia, estaba Jerry parado a un lado de la cama, todavía con sus Blancas y ceñidas, y mirándome tit-fuck su increíble mamá. “Bonito, ¿eh? tienes que tener algunos graves-ta tas para hacer este trabajo. Este nena seguro las tiene, ¿eh? ” “Puta increíble”, dijo suavemente, su mano dentro de sus pantalones cortos. No es algo que realmente se necesita para ver en ese momento. “Yo voy a la mierda ‘Danni de’ Tetas prima, entonces ven por toda la cara arrogante. Mira si no puedo arrojar a chorros un poco de mi jugo en su boca caliente,” Yo gruñó, maldito esas tetas bastante difícil para el rock de la cama. “Vete a la mierda”, fue breve respuesta de Jerry. No necesitaba su aliento. Sus tetas sentía increíble. Yo como que deseaba tener un conjunto de pines cercanos terminaron el doble que podía sujetar un extremo a cada pezón hinchado, la celebración de esas grandes tetas gordas juntos. Jugué con la celebración de un pezón entre el pulgar y el índice, y la otra entre el meñique y la fiebre del anillo, pero no importa lo duro que traté de apretar, una teta o el otro iba a estallar finalmente libre. No, me pareció que lo mejor era sólo para apoderarse de ellos tanto por el lado y smoosh juntos, tratando de conseguir que los pezones se tocan. Un par de minutos más de esa acción, junto con un chorro adicional de lubricante, y pude sentir mi necesidad en horas pico. Extendí el tiempo que pude, y en el último momento posible, me soltó, se arrodilló en posición vertical y pintado ese magnífico enfrentar como Picasso. Yo venía como una manguera contra incendios. Ok, se sentía como una manguera de bomberos, la salida podría haber sido más en línea con el lubricante de la bomba. Media docena de rayas de cum en su cara, y me faltaba el aire. Maldición! Jill Mallory estaba usando mi semen como un campeón. Yo no podía dejar pasar esta oportunidad. Fui por mis pantalones y encontré mi teléfono celular. Gracias Steve Jobs. Un poco más tarde tuve una docena o más fotos para que me dure toda la vida. “Mierda, Alex. ¡No hagas eso,” Jerry quejó. “No te preocupes por eso. Nadie más que yo nunca volveré a ver estos. Sería un crimen no para grabar algo de esto “. “Si los que alguna vez salimos …” “Me gustaría ser un idiota. arruinar lo mejor que me ha pasado nunca. nos pasó? yo no vamos a follar esto. creo que quiera estar cerca de poner en peligro para la próxima vez “Danielle” necesita un poco de amor? ¿O la próxima vez. O la próxima? ” “La próxima vez?” “No te preocupes por eso. Simplemente disfrutar el momento dude. Disfruta el momento. Hay una mujer desnuda sexy delante de ti, y tienes que carpe diem. ” Poner el teléfono con cámara a un lado, me senté cerca de la cabeza de Jill, y extendió la mano a la cara. Mi semen goteaba por sus mejillas;. Hay necesidad de que yo recogí un chorro de esperma, sacó la barbilla hacia abajo para abrir la boca, y me deslicé mi dedo entre los labios. Al parecer, Jerry no le gustaba la idea. “No lo hagas. No como eso.” “Relájese. A ella le gusta, verla chupar el dedo.” Me tomó un minuto más o menos, pero yo tenía la cara casi completamente limpio. Y Jerry renunció a su lloriqueo por el momento. Cerré la boca para ella, imaginando su saboreando mi gusto. Un paso rápido hacia el baño y tenía una toalla facial húmeda limpia Solía ​​limpiarla un poco. Supongo que algunos tipos como una mujer sucia, pero era demasiado hermosa para mancillar. El cabello largo oscuro, pequeña nariz perfecta, grandes ojos verdes, que por desgracia no pude ver por el momento. Además, me estaba haciendo un favor a Jerry, la limpieza de sus pechos. Me imaginé que estaría de vuelta en los que en cualquier momento, y él no tenía necesidad de estar jugando en mis jugos. No enfriar. Después de limpiar el rostro, tuve que estudiarlo. Tan jodidamente bonita. Y esa boca caliente. Boca perfecta. Dios, quería que la boca. Incliné la cabeza hacia un lado, y una vez más sacó la barbilla hacia abajo. Una pareja perfecta. Mi polla se deslizó entre sus labios, rozando los dientes perfectamente alineados que podría sonrisa tan bellamente. Yo podría empujar en un par de centímetros antes de que golpee el fondo. Lo suficientemente bueno para mí. Le acaricié el pelo suave, mientras que yo dejé que me chupe. Muy bien, chupar puede no ser la palabra correcta, pero mi pene estaba en su boca, y me encanta. Sólo tomó unos momentos para mí ser tan duro como siempre, entrando y saliendo entre esos labios sensuales. Jerry había sentado a su lado, frente a mí, y estaba acariciando ella, tocándola, besándola en la piel. Cuando vio lo que estaba haciendo, tenía que interceder de nuevo. “Por favor, Alex. Deja la cara y la boca solo, Ok? Usted tiene todo su cuerpo para jugar bien?” “Así es. ¿La quieres para ti mismo. Quiere a la mierda la cara de Danni ti mismo. ” Su voz era suave. “No es Danielle, es mi mamá. Usted no tiene que hacer eso con ella.” Estaba equivocado. Yo no tengo que hacer eso. No pude evitarlo. Algunas veces se sentía como que estaba recibiendo en ella. Tal vez fue mi imaginación, pero por un tiempo sé que sentí succión. Incluso inconsciente, ella era una diosa del sexo. Mirando a mi lado, la cabeza de Jerry estaba recostada sobre el pecho de su madre, con los ojos bien cerrados, un pezón entre los labios, mientras chupaba distancia. Si seguía así, iba a tener chupones. acariciaba mi polla con mi mano, mientras me daba de comer a ella. “Al igual que eso, nena? Como mi gran polla en su descarada, la boca caliente. Sí, yo sé que sí. Me Suck. Me chupan como si nada. Usted sabe que siempre has querido.” No hay duda al respecto. Ella quería que yo. Supongo que me cogí a su cara un poco demasiado duro. Ella se atragantó y tosió, y cuando rápidamente saqué se dio la vuelta, de vuelta en snoozeville, después de una última poco de tos. Me quedé helada. Si yo hubiera ido demasiado lejos? Yo la miraba atentamente, pero ese pequeño momento de semi-inconsciencia había terminado. Eso estaba bien. Su boca era grande, pero algo aún mejor esperada. Me movía entre sus piernas, y los abrió de par en par. Ella había sido muy jugosa cuando yo había tenido mi cara allí antes. ¿No debería ser un problema. pensé mejor de mis acciones y me metí el lubricante, sólo para estar seguro. Un par de bombas más tarde y yo estaba resbaladiza como el pecado. Yo la abrí con mis dedos, y guió la cabeza entre sus labios oscuros, en esa gran desconocida de color rosa. Quería saborear cada momento de esto. Empujando mi polla arriba y abajo, abriendo las piernas tanto como pude, observando el lento progreso, sintiendo su tensión alrededor de mi glande, ambos combates y darme la bienvenida. Un par de centímetros dentro de ella, la presión en la cabeza bajó y me dio un empujón lento, obligando a la mitad de mi longitud en su apretado coño. Antiguo Jerry no podía dejar ser. “Sé amable con ella, Ok?” Quería darle una bofetada. Dile al hombre y crece un conjunto. Pero entonces me acordé de que era su mamá. ¿Quién diablos sabe lo que sería como si fuera mi mamá. Eeeew. “Voy a cuidar bien de ella. Ella es preciosa.” Tiré hacia atrás y empujó con más fuerza, hasta que me hundí hasta la raíz. ¡Maldita sea! La mujer había empujado a un niño fuera de ese espacio, y me sentí como que podía romper mi polla con un buen apretón. Ella fue al menos tan fuerte como cualquier chica que jamás había hecho, excepto tal vez Traci, que ni siquiera podía realmente conseguir en. Era como si alguien hubiera pegado idiota cierre de ese reclamo. Hice encajar la cabeza todo el camino con ella, y ella me dejó froto mi polla contra ella hasta que he venido, así que todavía le conté entre los. Cinco Seis, ahora. Jill era mucho mejor. Ella tenía experiencia. Ella era hermosa. Ella no se quejó ni juzga mí, y yo estaba apostando que ella no estaría quejándose si no la llamé al día siguiente. Un pequeño gatito tan dulce en una mujer tan perfecta. he intentado un par de posiciones diferentes en las piernas, y se encontró que al poner sus tobillos sobre mis hombros, y se inclina hacia adelante ofreció la mejor solución. Mantuvo su apretado y accesible. Y pude libra real de ella. No sé si era la píldora o la situación, o incluso con quién estaba, pero me sentí más fuerte y más grande que he tenido en mi vida. Es como mi polla era una barra de titanio. Estoy bastante buen tamaño para empezar. Yo mismo he medido en poco más de 7 pulgadas gloriosos, pero te juro, mirando hacia abajo en ese eje de la grasa desaparece en mujer de mis sueños, parecía que era un puto completo 9 pulgadas, y tan espeso que dibujó sus labios después de que el cada Carrera salida. Yo era un animal, un porno de mierda Dios, al menos por la noche. Arranqué mis ojos de donde me estaba poniendo a ella el tiempo suficiente para comprobar lo que en silencio Jerry estaba tramando. Él todavía estaba acostado de lado sobre la cama, y pude ver que había cubierto el rostro de su madre. Él estaba frente a mí, y alternando lame y chupa los pobres tetas maltratadas de su madre. Apuesto a que estaría dolorida por la mañana. O por la tarde, cuando se despertó. Estaba definitivamente me miraba, y si se me permite decirlo, me estaba poniendo en un infierno de un espectáculo. Saqué las piernas de mis hombros, agarró detrás de sus rodillas y empujó sus piernas casi hasta sus tetas. Niza y flexible para una mujer mayor. Toda esa mierda de Pilates. Me incliné sobre Jill, dulce amorosa Jill, y le di lo que necesitaba. Golpeé que coño. Como salir de ella como ella, que sonaba como ella gimió. Sweet. “Yo le estoy tirando, Jerry. Estoy cogiendo a la mierda de Danni. Ella es increíble, absolutamente increíble puta.” “No le hagas daño”, dijo con cautela. “Hurt ella? Nunca te haría daño ella. La amo, Jerry. la amo tan condenadamente mucho. Debería puta morir ahora. Nunca seré tan feliz o sentirme bien otra vez “. me aflojó y largo acaricié. “A ella le encanta también. Mira ese coño, aferrándose a mi polla. Mira lo mojada que es. Ella se baja en esto. Ella necesita esto. Ella necesita una gran polla de grasa como la mía.” La necesidad de llegar me invadió como un maremoto, inesperada y enorme. Me soltó las piernas, incliné y hundí mi polla tan lejos en ella como pude, descargando un torrente lleno de vapor de jugo. Miré hacia arriba para ver cómo se estaba tomando, mirando por encima de la cabeza voyeurista de Jerry. La cara de Jill estaba inclinada hacia el lado. Parecía que se mordía el labio inferior. Estaba disfrutando de esto, en algún lugar en lo profundo de su subconsciente, que estaba vivo a todo lo que le hice? Sentí que estaba recibiendo a ella. No hay duda de que estaba en el cielo. Rebanada personal de Jill de los cielos, ella mantenía escondido detrás de los pantalones de gimnasia y sexy bikini. No era justo. No era justo para el mundo que ella debe tener esta mina de oro, esta huelga de diamantes, este regalo mágico, y sólo viejo Bob debe llegar a minarlo. no tuve suave. No podía, no cuando todavía estaba dentro de mi Jill. Jill Mallory. Impresionante Jill Mallory. Me eché hacia atrás, empujando mis rodillas al lado de sus caderas, y lentamente acarició dentro y fuera de su fuente de adormecer la mente de la alegría. Me agaché y la toqué, deslizando el pulgar sobre sus montículos hinchados, abriendo sus brazos, dejando al descubierto su tierna poco botón de amar. Me deslicé mi dedo dentro de su coño, por encima de mi polla, deleitándose con su humedad. Ella no puede saber lo que estaba pasando conscientemente, pero su dulce coño seguro que lo hizo. Saque de mi pulgar, me frotaba su clítoris, la variación de la presión, el roce pequeños círculos, la comprobación para ver cómo respondía su coño para mí. Estaba seguro de que sentía su endurecimiento, apretando mi polla con sus pliegues húmedos. No podía creer lo fácil que era para quedarse duro para ella, y yo quería jugar de una manera diferente. Tres chorros de que la bomba hacia el valle de la alegría entre los magníficos pechos de Jill (y la señorita Jenkins cree mi escritura ‘carecía de descripción’!) Y otro de la bomba a lo largo de ‘John Henry’, y yo estaba listo para ir. Puse mi polla abajo entre las tetas de Jill, y presionado esas bellezas juntas. Puta increíble. Eso es todo lo que tengo que decir. A caballo entre su pecho, trabajé mi polla arriba y abajo de ese canal resbaladizo, viendo a mi orgulloso guerrero púrpura asomarse cerca de su cuello, una y otra vez. No podía soportar que su cara bonita estaba cubierto, por lo que arrojó el camisón a un lado, y miró a su hermoso besador. Me la imaginé inclinando la cabeza hacia adelante, sacando la lengua, tratando de alcanzar mi polla dura al final de cada carrera. “No me jodas.” En mi imaginación fue Jill despertando e insistiendo en un enfoque más directo. Por desgracia, estaba Jerry parado a un lado de la cama, todavía con sus Blancas y ceñidas, y mirándome tit-fuck su increíble mamá. “Bonito, ¿eh? tienes que tener algunos graves-ta tas para hacer este trabajo. Este nena seguro las tiene, ¿eh? ” “Puta increíble”, dijo suavemente, su mano dentro de sus pantalones cortos. No es algo que realmente se necesita para ver en ese momento. “Yo voy a la mierda ‘Danni de’ Tetas prima, entonces ven por toda la cara arrogante. Mira si no puedo arrojar a chorros un poco de mi jugo en su boca caliente,” Yo gruñó, maldito esas tetas bastante difícil para el rock de la cama. “Vete a la mierda”, fue breve respuesta de Jerry. No necesitaba su aliento. Sus tetas sentía increíble. Yo como que deseaba tener un conjunto de pines cercanos terminaron el doble que podía sujetar un extremo a cada pezón hinchado, la celebración de esas grandes tetas gordas juntos. Jugué con la celebración de un pezón entre el pulgar y el índice, y la otra entre el meñique y la fiebre del anillo, pero no importa lo duro que traté de apretar, una teta o el otro iba a estallar finalmente libre. No, me pareció que lo mejor era sólo para apoderarse de ellos tanto por el lado y smoosh juntos, tratando de conseguir que los pezones se tocan. Un par de minutos más de esa acción, junto con un chorro adicional de lubricante, y pude sentir mi necesidad en horas pico. Extendí el tiempo que pude, y en el último momento posible, me soltó, se arrodilló en posición vertical y pintado ese magnífico enfrentar como Picasso. Yo venía como una manguera contra incendios. Ok, se sentía como una manguera de bomberos, la salida podría haber sido más en línea con el lubricante de la bomba. Media docena de rayas de cum en su cara, y me faltaba el aire. Maldición! Jill Mallory estaba usando mi semen como un campeón. Yo no podía dejar pasar esta oportunidad. Fui por mis pantalones y encontré mi teléfono celular. Gracias Steve Jobs. Un poco más tarde tuve una docena o más fotos para que me dure toda la vida. “Mierda, Alex. ¡No hagas eso,” Jerry quejó. “No te preocupes por eso. Nadie más que yo nunca volveré a ver estos. Sería un crimen no para grabar algo de esto “. “Si los que alguna vez salimos …” “Me gustaría ser un idiota. arruinar lo mejor que me ha pasado nunca. nos pasó? yo no vamos a follar esto. creo que quiera estar cerca de poner en peligro para la próxima vez “Danielle” necesita un poco de amor? ¿O la próxima vez. O la próxima? ” “La próxima vez?” “No te preocupes por eso. Simplemente disfrutar el momento dude. Disfruta el momento. Hay una mujer desnuda sexy delante de ti, y tienes que carpe diem. ” Poner el teléfono con cámara a un lado, me senté cerca de la cabeza de Jill, y extendió la mano a la cara. Mi semen goteaba por sus mejillas;. Hay necesidad de que yo recogí un chorro de esperma, sacó la barbilla hacia abajo para abrir la boca, y me deslicé mi dedo entre los labios. Al parecer, Jerry no le gustaba la idea. “No lo hagas. No como eso.” “Relájese. A ella le gusta, verla chupar el dedo.” Me tomó un minuto más o menos, pero yo tenía la cara casi completamente limpio. Y Jerry renunció a su lloriqueo por el momento. Cerré la boca para ella, imaginando su saboreando mi gusto. Un paso rápido hacia el baño y tenía una toalla facial húmeda limpia Solía ​​limpiarla un poco. Supongo que algunos tipos como una mujer sucia, pero era demasiado hermosa para mancillar. El cabello largo oscuro, pequeña nariz perfecta, grandes ojos verdes, que por desgracia no pude ver por el momento. Además, me estaba haciendo un favor a Jerry, la limpieza de sus pechos. Me imaginé que estaría de vuelta en los que en cualquier momento, y él no tenía necesidad de estar jugando en mis jugos. No enfriar. Después de limpiar el rostro, tuve que estudiarlo. Tan jodidamente bonita. Y esa boca caliente. Boca perfecta. Dios, quería que la boca. Incliné la cabeza hacia un lado, y una vez más sacó la barbilla hacia abajo. Una pareja perfecta. Mi polla se deslizó entre sus labios, rozando los dientes perfectamente alineados que podría sonrisa tan bellamente. Yo podría empujar en un par de centímetros antes de que golpee el fondo. Lo suficientemente bueno para mí. Le acaricié el pelo suave, mientras que yo dejé que me chupe. Muy bien, chupar puede no ser la palabra correcta, pero mi pene estaba en su boca, y me encanta. Sólo tomó unos momentos para mí ser tan duro como siempre, entrando y saliendo entre esos labios sensuales. Jerry había sentado a su lado, frente a mí, y estaba acariciando ella, tocándola, besándola en la piel. Cuando vio lo que estaba haciendo, tenía que interceder de nuevo. “Por favor, Alex. Deja la cara y la boca solo, Ok? Usted tiene todo su cuerpo para jugar bien?” “Así es. ¿La quieres para ti mismo. Quiere a la mierda la cara de Danni ti mismo. ” Su voz era suave. “No es Danielle, es mi mamá. Usted no tiene que hacer eso con ella.” Estaba equivocado. Yo no tengo que hacer eso. No pude evitarlo. Algunas veces se sentía como que estaba recibiendo en ella. Tal vez fue mi imaginación, pero por un tiempo sé que sentí succión. Incluso inconsciente, ella era una diosa del sexo. Mirando a mi lado, la cabeza de Jerry estaba recostada sobre el pecho de su madre, con los ojos bien cerrados, un pezón entre los labios, mientras chupaba distancia. Si seguía así, iba a tener chupones. acariciaba mi polla con mi mano, mientras me daba de comer a ella. “Al igual que eso, nena? Como mi gran polla en su descarada, la boca caliente. Sí, yo sé que sí. Me Suck. Me chupan como si nada. Usted sabe que siempre has querido.” No hay duda al respecto. Ella quería que yo. Supongo que me cogí a su cara un poco demasiado duro. Ella se atragantó y tosió, y cuando rápidamente saqué se dio la vuelta, de vuelta en snoozeville, después de una última poco de tos. Me quedé helada. Si yo hubiera ido demasiado lejos? Yo la miraba atentamente, pero ese pequeño momento de semi-inconsciencia había terminado. Eso estaba bien. Su boca era grande, pero algo aún mejor esperada. Me movía entre sus piernas, y los abrió de par en par. Ella había sido muy jugosa cuando yo había tenido mi cara allí antes. ¿No debería ser un problema. pensé mejor de mis acciones y me metí el lubricante, sólo para estar seguro. Un par de bombas más tarde y yo estaba resbaladiza como el pecado. Yo la abrí con mis dedos, y guió la cabeza entre sus labios oscuros, en esa gran desconocida de color rosa. Quería saborear cada momento de esto. Empujando mi polla arriba y abajo, abriendo las piernas tanto como pude, observando el lento progreso, sintiendo su tensión alrededor de mi glande, ambos combates y darme la bienvenida. Un par de centímetros dentro de ella, la presión en la cabeza bajó y me dio un empujón lento, obligando a la mitad de mi longitud en su apretado coño. Antiguo Jerry no podía dejar ser. “Sé amable con ella, Ok?” Quería darle una bofetada. Dile al hombre y crece un conjunto. Pero entonces me acordé de que era su mamá. ¿Quién diablos sabe lo que sería como si fuera mi mamá. Eeeew. “Voy a cuidar bien de ella. Ella es preciosa.” Tiré hacia atrás y empujó con más fuerza, hasta que me hundí hasta la raíz. ¡Maldita sea! La mujer había empujado a un niño fuera de ese espacio, y me sentí como que podía romper mi polla con un buen apretón. Ella fue al menos tan fuerte como cualquier chica que jamás había hecho, excepto tal vez Traci, que ni siquiera podía realmente conseguir en. Era como si alguien hubiera pegado idiota cierre de ese reclamo. Hice encajar la cabeza todo el camino con ella, y ella me dejó froto mi polla contra ella hasta que he venido, así que todavía le conté entre los. Cinco Seis, ahora. Jill era mucho mejor. Ella tenía experiencia. Ella era hermosa. Ella no se quejó ni juzga mí, y yo estaba apostando que ella no estaría quejándose si no la llamé al día siguiente. Un pequeño gatito tan dulce en una mujer tan perfecta. he intentado un par de posiciones diferentes en las piernas, y se encontró que al poner sus tobillos sobre mis hombros, y se inclina hacia adelante ofreció la mejor solución. Mantuvo su apretado y accesible. Y pude libra real de ella. No sé si era la píldora o la situación, o incluso con quién estaba, pero me sentí más fuerte y más grande que he tenido en mi vida. Es como mi polla era una barra de titanio. Estoy bastante buen tamaño para empezar. Yo mismo he medido en poco más de 7 pulgadas gloriosos, pero te juro, mirando hacia abajo en ese eje de la grasa desaparece en mujer de mis sueños, parecía que era un puto completo 9 pulgadas, y tan espeso que dibujó sus labios después de que el cada Carrera salida. Yo era un animal, un porno de mierda Dios, al menos por la noche. Arranqué mis ojos de donde me estaba poniendo a ella el tiempo suficiente para comprobar lo que en silencio Jerry estaba tramando. Él todavía estaba acostado de lado sobre la cama, y pude ver que había cubierto el rostro de su madre. Él estaba frente a mí, y alternando lame y chupa los pobres tetas maltratadas de su madre. Apuesto a que estaría dolorida por la mañana. O por la tarde, cuando se despertó. Estaba definitivamente me miraba, y si se me permite decirlo, me estaba poniendo en un infierno de un espectáculo. Saqué las piernas de mis hombros, agarró detrás de sus rodillas y empujó sus piernas casi hasta sus tetas. Niza y flexible para una mujer mayor. Toda esa mierda de Pilates. Me incliné sobre Jill, dulce amorosa Jill, y le di lo que necesitaba. Golpeé que coño. Como salir de ella como ella, que sonaba como ella gimió. Sweet. “Yo le estoy tirando, Jerry. Estoy cogiendo a la mierda de Danni. Ella es increíble, absolutamente increíble puta.” “No le hagas daño”, dijo con cautela. “Hurt ella? Nunca te haría daño ella. La amo, Jerry. la amo tan condenadamente mucho. Debería puta morir ahora. Nunca seré tan feliz o sentirme bien otra vez “. me aflojó y largo acaricié. “A ella le encanta también. Mira ese coño, aferrándose a mi polla. Mira lo mojada que es. Ella se baja en esto. Ella necesita esto. Ella necesita una gran polla de grasa como la mía.” La necesidad de llegar me invadió como un maremoto, inesperada y enorme. Me soltó las piernas, incliné y hundí mi polla tan lejos en ella como pude, descargando un torrente lleno de vapor de jugo. Miré hacia arriba para ver cómo se estaba tomando, mirando por encima de la cabeza voyeurista de Jerry. La cara de Jill estaba inclinada hacia el lado. Parecía que se mordía el labio inferior. Estaba disfrutando de esto, en algún lugar en lo profundo de su subconsciente, que estaba vivo a todo lo que le hice? Sentí que estaba recibiendo a ella. No hay duda de que estaba en el cielo. Rebanada personal de Jill de los cielos, ella mantenía escondido detrás de los pantalones de gimnasia y sexy bikini. No era justo. No era justo para el mundo que ella debe tener esta mina de oro, esta huelga de diamantes, este regalo mágico, y sólo viejo Bob debe llegar a minarlo. no tuve suave. No podía, no cuando todavía estaba dentro de mi Jill. Jill Mallory. Impresionante Jill Mallory. Me eché hacia atrás, empujando mis rodillas al lado de sus caderas, y lentamente acarició dentro y fuera de su fuente de adormecer la mente de la alegría. Me agaché y la toqué, deslizando el pulgar sobre sus montículos hinchados, abriendo sus brazos, dejando al descubierto su tierna poco botón de amar. Me deslicé mi dedo dentro de su coño, por encima de mi polla, deleitándose con su humedad. Ella no puede saber lo que estaba pasando conscientemente, pero su dulce coño seguro que lo hizo. Saque de mi pulgar, me frotaba su clítoris, la variación de la presión, el roce pequeños círculos, la comprobación para ver cómo respondía su coño para mí. Estaba seguro de que sentía su endurecimiento, apretando mi polla con sus pliegues húmedos. No podía creer lo fácil que era para quedarse duro para ella, y yo quería jugar de una manera diferente.

Recomendación Para Que Te Diviertas
Recomendación Para Que Te Diviertas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *