Tu Mama se desmayo Parte 4

Recomendación Para Que Te Diviertas

Ella negó con la cabeza. “Creo que esa parte es casi razonable. Ella es un sueño húmedo para caminar.” “Un imitiation débil. Una sombra. A una tenue en que, en comparación con usted.” Mi mano se había alejado hasta sus caderas, acariciándola, mis dedos deslizándose por su culo alabastro. “Deja de hacer eso”, dijo ella, empujando mi mano. Ella sólo lo empujó hasta el muslo, lo que me permite empujo su bata hacia atrás, exponiendo por completo. Sublime. “Él le sostuvo, y me pidió que fuera suave. Él le besaba y chupaba sus tetas como si fuera su único propósito en la vida. Cuando te estaba besando y lamiendo ti, cuando estábamos compartiendo sus tetas, era ok. Pero cuando me vio entre sus piernas, que le llevará, creo que fue demasiado para él. ” Vi que ella estaba buscando en mi dureza, y sentí crecer el endurecimiento, hasta que mi polla estaba parado hacia fuera, la misma eje de mármol de la noche anterior. “Eras tan increíble. Nosotros encajamos a la perfección. Un par coincidente.” “No se siente como encajamos. Se siente como si me extiende para que se ajuste. ¿Sabía usted a la mierda mi culo? Estoy muy dolorida volver allí. No puedo creer que lo hicieras. ” “¡No! ¿Te acaricio, me encanta? ¿Me pruebo? ¿Me deslicé mi dedo en que es madurez marrón? Sí, Voy a confesar a eso. No hay un lugar en su cuerpo, no lo sé mejor que la mía. Pero no violaría así. ” “Al igual que Oh, ahora entiendo. Te me violan cada otra manera. Sé que he probado semen en mi boca esta mañana. ” “Usted fue magnífico. Me chupó tan bien, con tanta facilidad.” “Eres un pervertido enfermo”, dijo, las palabras golpeando como golpes. “Me amarte. ” “¿Y qué te parece esto?” -preguntó, señalando debajo de su cintura hasta el triángulo de vello. “Tenías algún rastrojo, así que limpiado. Confieso que ir un poco demasiado lejos. Yo siempre voy a pedir en el futuro.” “El futuro! You ‘ re el futuro se va a salir con un chico llamado Bubba tras las rejas. ” “Nuestro futuro”. La atraje más cerca. Se apartó por un tiempo, pero sucumbió ante lo inevitable. “Alex. Usted me violó. Jodiste mi cuerpo inconsciente a la ruina. Me duele en lugares que no sabía que tenía.” “Sé que fue excesivo. Yo no podía ayudarme a mí mismo una vez que estaba dentro de ti. No había forma posible para que no me haga el amor. ” “Eso no era amor.” “No. No al principio. Era lujuria. lujuria pura no adulterada. Para que la encarnación de la perfección en su alcance, y no tomarlo. Es demasiado triste para comprender. ” Yo estaba sosteniendo su pecho ahora, y su mano estaba sobre la mía. “No, son muy dolorido.” Me incliné hacia delante y ellos, uno a la vez besé. Lamí sus pobres dolor en los pezones, succionando suavemente mientras se endurecieron. “Deja de hacer eso. Estamos hablando,” dijo ella, rozando de nuevo el pelo. “Podemos hablar siempre que lo desee. Te necesito ahora.” Cogí su mano y la puse sobre mi polla. Ella apretó suavemente, y luego lo acarició. “Mierda. No es de extrañar que estoy dolorida, si esa bestia que había dentro de mí. ¿Cuántas veces?” “Times? No podía contar si lo intentara. Ocho? Ten? He perdido la cuenta del tiempo que estaba dentro de ti, tal vez seis o siete horas. ” “Horas?” se quedó sin aliento. “Oh, Dios mío! Estoy arruinado!” “Nunca. Estabas destinado a tenerme dentro de ti.” “Nadie estaba destinado a hacerlo durante seis o siete horas. Dentro de un mes, tal vez. Tal vez. Cuando están a su edad. ” Su mano todavía me sostenía, me acariciaba. “Has inventaste todo un escenario de por qué sucedió esto, ¿no es así? Tú me haga ser un poco tortuoso, puta connivencia”. Presioné mi dedo a su labios. “Shhh. Ni siquiera en broma. Estás solo. Unappreciated. Usted está en su mejor momento, y su marido tiene un pie en la tumba, y nunca está alrededor. Su hijastra está disponible en vivir la vida que nunca podría tiene, ella es una malcriada, despreocupado universidad co-ed. Estabas embarazada a los 15, cargado con la responsabilidad de un niño en la escuela secundaria. Nunca has tenido tu tiempo de desenfreno. inteligente pero sin educación, hermoso, pero cargar con un hijo, siempre responsable de otros, pero no hay tiempo para ti mismo. Es tu tiempo. ” Ella negó con la cabeza. “No es así. Quería Jerry.” “Por supuesto que sí. Siempre hiciste lo mejor para él. Incluso este matrimonio. Ahora él puede permitirse cualquier universidad, ir a cualquier parte, hacer cualquier cosa.” “Vete a la mierda. Estoy no un buscador de oro, “dijo ella, que me aleja. “No, pero usted es una madre y un realista. No fuiste después de Bob, que llegó después de ti. Sólo no ha ejecutado demasiado duro.” “No soy un tramposo. No soy una puta. sólo he tenido tres hombres en mi vida, y me casé con los tres”, explicó. Cogí su hombro, y alivió el manto de ella. Luego me la acerqué, su pierna sobre la mía, sus pechos, esos ojos hipnóticos, apretado contra mi pecho. “Por supuesto que no. Eres leal a un fallo. Su marido está en el extranjero latía en cada niña que está dispuesto, y espero para él. Usted prescindir. Subes a sus hijos. ” “Usted no sabe que está haciendo eso”, argumentó. besé. Comenzó enojado, entonces aliviado en ella. Su cuerpo se sentía tan bien bajo mis manos. “No seas tonta, sabes lo que está pasando”, le dije cuando nos detuvimos. “No se podía hacer un movimiento, no importa lo mucho que quería, ni cómo, obviamente, quería que. me entiendes. Usted sabía si hice un movimiento en usted, usted tendría que pegarme un tiro hacia abajo. Y después de nuestra experiencia de la sauna, era fácil ver que se acercaba el momento pronto. Así que tomaste una gran apuesta. Gracias por la presentación de la oportunidad y confiar en mí a tomar la decisión correcta “. “Confiar en ti? I. Was. Inconsciente. Completamente fuera de ella. Así que me encontró desnudos. Podrías haber sido suave. Podrías haber tomado su alegría y explorar mi cuerpo, sin dejarme prácticamente una inválida. Mi coño podría haber sido suficiente para ti, que no tienes que coger mi boca, y abusar de mi culo. Fine. Podrías haberme jodido. tal vez dos o tres veces. Pero esto? Confié en ti y eso es lo Me? ” Ella suena como si ella todavía estaba tratando de justificar sus acciones. “Tú confiabas en mí para tomar la decisión de contar contigo. No pude elegir cualquier otra manera.” Ella enterró su cabeza en mi hombro. Podía sentir las lágrimas en mi hombro. “Realmente me dolió, Alex. Usted abusado de mi cuerpo mal. ¿Por qué no pudiste haberme amado?” “¿Todavía no tienes idea de lo que haces a mí. He estado con otras mujeres. Uno y hecho. Nunca gustan esto. Nada de comparar esto. Usted no pudo haber conocido. Yo no podría haber sabido. ” “No lo entiendo. Una vez que me lo hubieras hecho, no pudiste acaba de dejar las cosas así. Nuestro pequeño secreto. De vez en cuando se puede desmayar, y usted podría encontrar yo y tiene su camino? Tal vez ‘especie de “desmayarse, no totalmente fuera de él? Ninguna de nuestras faltas. Demasiada tentación para usted, sin control de mí? ” Ella estaba sentada, hablando en serio, ya no acusar irracionalmente. Su mano había gravitado a mi polla y ella estaba acariciando. Se sentía increíble, pero ella tenía razón. Yo había exagerado y estaba dolorido. Ella lo miró sorprendida cuando extraje a mí mismo de su agarre, y se levantó. Estaba de vuelta a su lado en unos momentos, chorrear nuestro lubricante favorito en mi polla. “¿Estás jodidamente bromeando?” ella prácticamente chilló. besé otra vez, y retiró la mano hasta mi dureza, donde tomó el control. “No estoy bromeando. Te amo. Y yo te quiero de una manera que es totalmente incomprensible para mí. Anoche, después de que ya le había tenido tres veces, por lo menos un par de horas, conseguí que nos sintiéramos cómodos y todavía no podía creer que era como si no hubiera comenzado aún. Usted fue de su lado, el contorno de sus curvas , su cintura estrecha, caderas absolutamente soporífera. Yo te saqué de detrás, y me quedé dentro de ti hasta casi el amanecer. Vine tantas veces que no podía contar. Y me quedé duro dentro de ti. añadí lubricante cada vez que necesitado. Sólo dejé cuando tenía que hacer el amor con usted cara a cara. ” “Eso no es posible. Nadie hace eso.” “Usted me hagas eso. No se puede entender. No puedo.” Mi mano estaba entre nosotros, y yo estaba acariciando mi dedo en ella. “Estás mojada.” “Dios, no puedo. No me pidas que. Estoy muy dolorida.” Rodé sobre mi espalda, tirando de ella encima de mí. “Te necesito, Jill. Como si necesitara oxígeno. Por favor, no decir que no.” “Alex, no sé si puedo.” “Try. Eso es todo lo que pido.” alineaba mi polla con ella, y le dio un codazo la cabeza pulg “Dios, por favor, ser suave. Eres muy grande.” “No. Soy el tamaño perfecto para ti. Sólo relájate y déjame pulg Usted tiene el control ahora, tome solamente lo que puede. ” “Voy a necesitar más lubricación,” susurró. La botella estaba a la mano. Se incorporó y retrocedió lejos de mi polla. Tomé su mano y roció un poco en ella, entonces untado unos bombas más en mi polla. Ella hizo una mueca cuando ella abrió los labios y trabajó algo del lubricante dentro de ella. “No puedo creer que esté haciendo esto.” Se incorporó y se colocó la cabeza de mi polla en su apertura. Ella respiró hondo y se sentó, sólo un poco. “Oh, mierda”, se quejó. Vi como ella trabajó su manera para arriba y abajo de los primeros centímetros, y luego empujó a la baja, teniendo la mayor parte de mi longitud. “Es demasiado, es demasiado grande.” “Dios, eres hermosa”, le contesté. “Si eso es todo lo que puede dar por ahora, eso es todavía increíble.” Ella puso sus manos en mi pecho, levantó un poco, entonces empujó con fuerza hacia abajo, tomando toda mi longitud. “Cristo, eso duele!” gimió. Pude ver la humedad en sus ojos. Ella estaba tratando muy duro. La atraje hacia mí, sus enormes pechos apretados contra mi pecho. Sus labios buscaron los míos y nos besamos. La pasión era innegable. Moví mis caderas lentamente, la creación de ese movimiento increíble que necesitaba desesperadamente. “Gentle, por favor,” ella suspiró. “Esto es todo lo que necesito.” Envolví mis brazos alrededor de ella y la abracé. Yo estaba follando a mi diosa y ella me estaba dando todo lo que tenía y más. El sufrimiento de mi necesidad. Aún así, pude sentir su respuesta, gimiendo suavemente, ya no sienta dolor que placer. Moví mis manos hasta sus nalgas incomparables y la abracé con fuerza, levantándola mientras sacaba y luego empujándola hacia abajo en el en el accidente cerebrovascular. Ella gimió, pero empujé de vuelta conmigo, teniendo todo esto, más y más profundo. ” Siento haberte hecho daño. Voy a tratar de ser más cuidadoso en el futuro “, le aseguré. Ella se rió, sorprendiéndome. “¿Qué, vas a limitar a sólo tres o cuatro horas en el futuro?” “Si eso es lo que quieres. Y voy a salir de su pobre pequeña puerta trasera solo.” Ella llegó detrás de ella y tiró de mi mano de su nalga, guiándola entre ellos. Yo estaba un poco sorprendido cuando ella empujó el dedo en el culo. “Déjame decido si quiero que dejó solo.” Nuestro beso se volvió más apasionado como nuestro ritmo se aceleró. Yo estaba tirando de ella ahora, pasadas largas suaves, más rápido y más insistente. Mi dedo medio fue de dos nudillos de profundidad en el interior de su trasero, y yo podía sentir su apretón a su alrededor. “Dios”, gimió, mordiendo mi hombro, “nunca ha sido así.” “Excepto por lo de anoche,” le recordé . “Voy a tener que tomar su palabra.” “¿Está usted listo para más?” , Le pregunté. “Sí,” dijo ella con sólo la más mínima vacilación. Saqué mi dedo de ella, y levantó sus caderas superior. Sin más aviso que la tiré tan fuerte y rápido como pude. Ella lo tomó en silencio, gimiendo en voz baja, en un primer momento. Entonces pude sentir su tensado. “Oh ahí, justo ahí, eso es todo, Alex. No detenga. Dios, no te detengas.” Ella todavía no entendía. No podía dejar si quería. Era agotador y mi espalda baja y dolor abdominales, pero le golpeó sin descanso. “Oh mierda, voy a entrar. Voy a venir por ti”, gimió. Yo le golpeé, mi polla un pistón imparable. Ella me besó brevemente, y luego bajó la cabeza a mi hombro. Sus dedos se clavaban en mis brazos dolorosamente. “Ahhhh,” ella gritó, y luego hundió sus dientes en mí con tanta fuerza que estaba segura de que ella hizo sangre. Todavía no me detuve. Todo su cuerpo se tensó y sus piernas se enderezó espasmódicamente. La levanté por las caderas para que pudiera todavía golpear para arriba en ella con mi cuerpo entero. Sus pies se elaboraron en las piernas, las uñas rascando. Parecía no tener fin, y era tan hermoso, todo lo que había yo quería de ella la noche anterior. Entonces sentí su colapso en mí, sin aliento. “No más”, se las arregló para respirar. Bajé la velocidad, acariciando su cuerpo, besando su rostro, frotando sus nalgas donde me apreté ellos con tanta fuerza. Sentí su tirar la cabeza hacia atrás rápidamente, jadeando. “¡Oh, no! Mira lo que te hice! ” Me volví hacia ella y vi que su rostro estaba manchado de sangre. Sostuve sus caderas y se deslizó dentro y fuera lo mejor que pude. “Deja de hacer eso!” -ladró, empujando con fuerza hacia abajo con las caderas. . “Te he hecho daño” “No puedes hacerme daño”, bromeé. “Lo digo en serio ahora, estás sangrando mucho.” Miré hacia abajo, así que pude y vi que el flujo de sangre. No es tan malo en realidad. Saltó de la cama y volvió con una toalla facial húmeda, y la presionó hacia abajo. “Espera que mientras me pongo una venda.” Me senté y esperé a que ella regresara con un botiquín de primeros auxilios. Ella insistió en el tratamiento de mí, la aplicación de algunas Neosporin, luego grabar algunas vendas sobre él. Ella se sentó y observó su trabajo, y luego miró hacia abajo y contempló atónita. “¡Jesús! No ¿Tiene esa cosa nunca bajar?” “Contigo disponibles, desnudo y dispuesto? Yo no lo sé todavía.” Ella había limpiado la sangre de de su mentón y mejilla. “Yo ni siquiera sabía que había hecho eso.” Ella se inclinó y me besó. “Esto no es bueno Alex. Yo no pensé que iba a ser así. Podría ser de esta manera. Los dos estamos fuera de control.” Yo le devolví el beso, luego se inclinó hacia abajo para una muestra rápida de sus tetas. “Vamos a aprender de control, unos de otros.” “Si no morimos primero”, murmuró. “Un millar de pequeñas muertes por ti, mi amor.” “Jesús, tú eres un loco de mierda.” “Me encanta usted también. ” Ella me miró con asombro. “¿Sigue siendo terriblemente adolorido ahí abajo?” , Le pregunté. “No es tan malo ahora. Me estremezco al pensar lo que va a ser el día de mañana.” “Pásame el lubricante, amor?” Le pregunté. Ella se echó a reír histéricamente. Cuando se calmó, me empujó sobre la cama. “Todavía no, vaquero. Es hora para que usted pueda tener una idea de mi boca, cuando tengo algo de control sobre él.” Ella estaba en lo cierto. Era mejor. Definitivamente mejor. Inmensamente así. Conseguí un buen espectáculo de largo, y demostró su increíble talento. Ella incluso me tenía al borde de llegar, pero se retiró en el último momento. “Muéstrame lo que era la última noche. Cuando usted se quedó dentro de mí durante horas.” ¿Cómo iba a negar? Yo nunca negarle nada. Yo la coloqué en posición, y ella hizo que mi polla agradable y resbaladiza para ella. Entonces yo estaba de vuelta en su interior, y que era el cielo de nuevo. “Oh Jill. Me gustaría que sabes lo que es esto. Estando dentro de ti.” “Muéstrame, amante.” Cerré los ojos y me recosté , tomándola suavemente. Durante varios minutos de duración que nos quedamos en silencio como nuestra adhesión continuó. “Es bueno,” ella finalmente susurró en voz baja. “Es perfecto. Relájate y déjame tenerte.” Ella parecía estar haciendo precisamente eso. “Tenías razón, Alex. Podría hacer esto para siempre. Es tan bueno, tan bueno.” Le acaricié la cadera con la mano, continuando con la penetración, sin cesar de mierda mi sueño. “Yo voy a venir ahora”, le dije. “Mmmmm”, suspiró. No he cambiado nada, el atornillado lento y metódico que nunca cambia. Pero ahora sentía el latido de mi polla como Liberé corriente después de corriente dentro de ella. Sentí que toque de ablandamiento tuve la noche anterior, pero cogí a mi manera a través de él, hasta que fui recuperando mi dureza total. “Puedo sentirlo. Siente que el endurecimiento de nuevo. Es así? Sólo va una y otra vez, llenándome con sus jugos cada vez que sienta la necesidad? ” “Yo nunca quiero parar.” “No os. Ámame como esto.” Creo que ella se estaba quedando dormido estaba tan tranquilo. Estaba a mitad de camino a mí mismo, mi cuerpo en piloto automático, la necesidad de llegar dentro de ella poco a poco la construcción de nuevo. El tiempo no tenía significado, y no me importaba. Yo estaba en mi amor. Y ella le encantó y me quería allí. “Joder, Alex! Déjala en paz ya. ¿Qué coño estás haciendo? Ella podía despertar en cualquier momento.” Las palabras me conmocionaron a mis sentidos. Jerry estaba allí de pie, torpemente sosteniendo un bate de béisbol. Yo estaba más que un poco sorprendido, pero mis caderas argumenté para continuar. “¡Maldita sea! Detener. Ella es mi madre. Bajar ahora. No me obligues a usar esto”, estuvo a punto de gritar, pero se detuvo abruptamente cuando su madre crió en un codo. “Shhh, cálmate bebé, que está bien,” dijo en voz baja, que baja y acariciando mi pierna para detener. Empujé profundamente en ella, y la sostuve yo allí, con cautela a la espera de ver las consecuencias. Jerry cayó el murciélago. Él bajó la cabeza y empezó a llorar. “Lo siento mamá. Lo siento.” “Ven aquí bebé”, le indicó a él, y él marchó a ella como un zombie. “Establecer conmigo, Jerry. Sostenga a su madre.” Él estaba llorando, y se arrastró sobre la cama y en sus brazos. “Shhh, está bien. Es querida Ok. No es tu culpa.” “¡Mamá!” La angustia en su grito fue desgarrador. Ella se deslizó hasta la cama, casi me desalojar, pero me siguió, moviéndose rápidamente y empujarla hasta la cama con mi polla en ella. Cuando ella dejó de moverse, su mano acarició mi pierna, y yo sentía que su empujando contra mí. Le di lo que necesitaba, mi cuerpo entero, dentro y fuera, poseerla. “Está bien, nena. Ok. Ninguno de Momma de nosotros podía haber sabido”, le dijo ella. Yo me crié en un codo mirando mientras guiaba su cabeza hasta sus pechos. Jerry volvió la cabeza y tomó su pezón en la boca. Jill le acarició el pelo, calmarlo. “Eso está bien, nena. Me gusta eso. Ama a tu mamá.” “Te quiero mamá. No quise decir nada de eso suceda. Lo siento mucho.” “Lo sé. Yo también te quiero. Más de se puede saber “. Ella se echó hacia atrás girando el torso hacia un lado, y su hijo siguió, acariciando sus tetas, chupar sus pezones duros. Ella todavía tenía su pierna superior sobre la mía, y ella tiró con su talón, animándome. Me recosté y me concentré en esa sensación, follando ella, mirándola con su hijo. Tenía los ojos cerrados, y ella le estaba abrazando, animándole. Me la tiré más fuerte, sintiendo que su cuerpo de roca en mi contra. “Mmm. Así no Alex. Al igual que antes.” Yo no podía decir que no, a pesar de que yo quería levantarse y golpear hasta dejarla sin sentido. Me decidí a bajar, encontré el movimiento que estaba buscando, y me concentré en nosotros tanto placer. Ella me dio un golpecito en la cabeza, y miró hacia arriba. Sostenía el lubricante para mí. Saqué la mayor parte del camino, y le di un poco más bombas, y pronto se deslizaba en su esfuerzo. Ese ritmo perfecto reanudó y yo estaba en la zona. Yo estaba en un trance, follando sin pensar, cuando ella gimió. “Un poco más difícil, bebé, de mamá va a venir para sus hijos.” Yo no podía estar seguro de que ella estaba hablando, pero las palabras se me encendió, alcanzando profundamente en mis bolas. Me la follé con más fuerza, golpes ya completos, y sentí que mi propio impulso crestería. “Eres tan grande ahora, con tanta fuerza, Alex. ¿Vas a venir por mí?” “Tengo que”, le dije. “Ven . Ven en mí. nuevamente Lléneme. Estoy tan cerca. ” Agarré sus caderas y empujó poderosamente. Duro y rápido, me la tiré, mientras su hijo juega con sus tetas increíbles. “Suck it ahora el bebé, chupar duro … más duro”, se quedó sin aliento. Era demasiado y me hizo erupción dentro de ella, que viene duro. Cerré mi polla tan lejos como pude, casi con saña. Ella gritó, “¡Sí!” y sentí su apretado apretar el coño en mi polla mientras ella vino a mí. Ella se inclinó y suavemente empujó Jerry distancia. “Bebé fácil. Oferta de Momma en estos momentos.” Mi pene estaba hecho. Se había marchitado a la nada, y salió de ella. Me arrastré hasta la cama y la abracé. Ella me dio un beso en la frente. “Lo hice. ¡Ya está abajo.” “Lo hiciste.” Me incliné y besé sus labios. “¿No te importa …” ella asintió con la cabeza hacia su hijo, que todavía estaba agarrando su pecho, con la cabeza apoyada en su brazo. “Lo que quieras, lo que quiero para ti”, le aseguré. “No fue así, yo no quería ver él tan triste “. Me cogió la disposición de pecho y suavemente masajeó. “Yo no me importó. Era una especie de agradable.” Ella sonrió y le revolvió el pelo. “Tenemos que conseguir que una chica. Pobrecita. Danielle tal vez?” “Eso estaría bien, pero no probable”, le dije. “Ya veremos”. Ella suspiró y luego nos empujó tanto de distancia. “Está bien. Es suficiente lo suficiente. Momma del dolor en cada centímetro de su cuerpo, y me muero de hambre. Vamos todos a asearse, y ni una palabra acerca de lo que los chicos malos hicisteis fuera de esta sala. ¿Entendido?” Su mano había gravitado a mi polla y ella estaba acariciando. Se sentía increíble, pero ella tenía razón. Yo había exagerado y estaba dolorido. Ella lo miró sorprendida cuando extraje a mí mismo de su agarre, y se levantó. Estaba de vuelta a su lado en unos momentos, chorrear nuestro lubricante favorito en mi polla. “¿Estás jodidamente bromeando?” ella prácticamente chilló. besé otra vez, y retiró la mano hasta mi dureza, donde tomó el control. “No estoy bromeando. Te amo. Y yo te quiero de una manera que es totalmente incomprensible para mí. Anoche, después de que ya le había tenido tres veces, por lo menos un par de horas, conseguí que nos sintiéramos cómodos y todavía no podía creer que era como si no hubiera comenzado aún. Usted fue de su lado, el contorno de sus curvas , su cintura estrecha, caderas absolutamente soporífera. Yo te saqué de detrás, y me quedé dentro de ti hasta casi el amanecer. Vine tantas veces que no podía contar. Y me quedé duro dentro de ti. añadí lubricante cada vez que necesitado. Sólo dejé cuando tenía que hacer el amor con usted cara a cara. ” “Eso no es posible. Nadie hace eso.” “Usted me hagas eso. No se puede entender. No puedo.” Mi mano estaba entre nosotros, y yo estaba acariciando mi dedo en ella. “Estás mojada.” “Dios, no puedo. No me pidas que. Estoy muy dolorida.” Rodé sobre mi espalda, tirando de ella encima de mí. “Te necesito, Jill. Como si necesitara oxígeno. Por favor, no decir que no.” “Alex, no sé si puedo.” “Try. Eso es todo lo que pido.” alineaba mi polla con ella, y le dio un codazo la cabeza pulg “Dios, por favor, ser suave. Eres muy grande.” “No. Soy el tamaño perfecto para ti. Sólo relájate y déjame pulg Usted tiene el control ahora, tome solamente lo que puede. ” “Voy a necesitar más lubricación,” susurró. La botella estaba a la mano. Se incorporó y retrocedió lejos de mi polla. Tomé su mano y roció un poco en ella, entonces untado unos bombas más en mi polla. Ella hizo una mueca cuando ella abrió los labios y trabajó algo del lubricante dentro de ella. “No puedo creer que esté haciendo esto.” Se incorporó y se colocó la cabeza de mi polla en su apertura. Ella respiró hondo y se sentó, sólo un poco. “Oh, mierda”, se quejó. Vi como ella trabajó su manera para arriba y abajo de los primeros centímetros, y luego empujó a la baja, teniendo la mayor parte de mi longitud. “Es demasiado, es demasiado grande.” “Dios, eres hermosa”, le contesté. “Si eso es todo lo que puede dar por ahora, eso es todavía increíble.” Ella puso sus manos en mi pecho, levantó un poco, entonces empujó con fuerza hacia abajo, tomando toda mi longitud. “Cristo, eso duele!” gimió. Pude ver la humedad en sus ojos. Ella estaba tratando muy duro. La atraje hacia mí, sus enormes pechos apretados contra mi pecho. Sus labios buscaron los míos y nos besamos. La pasión era innegable. Moví mis caderas lentamente, la creación de ese movimiento increíble que necesitaba desesperadamente. “Gentle, por favor,” ella suspiró. “Esto es todo lo que necesito.” Envolví mis brazos alrededor de ella y la abracé. Yo estaba follando a mi diosa y ella me estaba dando todo lo que tenía y más. El sufrimiento de mi necesidad. Aún así, pude sentir su respuesta, gimiendo suavemente, ya no sienta dolor que placer. Moví mis manos hasta sus nalgas incomparables y la abracé con fuerza, levantándola mientras sacaba y luego empujándola hacia abajo en el en el accidente cerebrovascular. Ella gimió, pero empujé de vuelta conmigo, teniendo todo esto, más y más profundo. ” Siento haberte hecho daño. Voy a tratar de ser más cuidadoso en el futuro “, le aseguré. Ella se rió, sorprendiéndome. “¿Qué, vas a limitar a sólo tres o cuatro horas en el futuro?” “Si eso es lo que quieres. Y voy a salir de su pobre pequeña puerta trasera solo.” Ella llegó detrás de ella y tiró de mi mano de su nalga, guiándola entre ellos. Yo estaba un poco sorprendido cuando ella empujó el dedo en el culo. “Déjame decido si quiero que dejó solo.” Nuestro beso se volvió más apasionado como nuestro ritmo se aceleró. Yo estaba tirando de ella ahora, pasadas largas suaves, más rápido y más insistente. Mi dedo medio fue de dos nudillos de profundidad en el interior de su trasero, y yo podía sentir su apretón a su alrededor. “Dios”, gimió, mordiendo mi hombro, “nunca ha sido así.” “Excepto por lo de anoche,” le recordé . “Voy a tener que tomar su palabra.” “¿Está usted listo para más?” , Le pregunté. “Sí,” dijo ella con sólo la más mínima vacilación. Saqué mi dedo de ella, y levantó sus caderas superior. Sin más aviso que la tiré tan fuerte y rápido como pude. Ella lo tomó en silencio, gimiendo en voz baja, en un primer momento. Entonces pude sentir su tensado. “Oh ahí, justo ahí, eso es todo, Alex. No detenga. Dios, no te detengas.” Ella todavía no entendía. No podía dejar si quería. Era agotador y mi espalda baja y dolor abdominales, pero le golpeó sin descanso. “Oh mierda, voy a entrar. Voy a venir por ti”, gimió. Yo le golpeé, mi polla un pistón imparable. Ella me besó brevemente, y luego bajó la cabeza a mi hombro. Sus dedos se clavaban en mis brazos dolorosamente. “Ahhhh,” ella gritó, y luego hundió sus dientes en mí con tanta fuerza que estaba segura de que ella hizo sangre. Todavía no me detuve. Todo su cuerpo se tensó y sus piernas se enderezó espasmódicamente. La levanté por las caderas para que pudiera todavía golpear para arriba en ella con mi cuerpo entero. Sus pies se elaboraron en las piernas, las uñas rascando. Parecía no tener fin, y era tan hermoso, todo lo que había yo quería de ella la noche anterior. Entonces sentí su colapso en mí, sin aliento. “No más”, se las arregló para respirar. Bajé la velocidad, acariciando su cuerpo, besando su rostro, frotando sus nalgas donde me apreté ellos con tanta fuerza. Sentí su tirar la cabeza hacia atrás rápidamente, jadeando. “¡Oh, no! Mira lo que te hice! ” Me volví hacia ella y vi que su rostro estaba manchado de sangre. Sostuve sus caderas y se deslizó dentro y fuera lo mejor que pude. “Deja de hacer eso!” -ladró, empujando con fuerza hacia abajo con las caderas. . “Te he hecho daño” “No puedes hacerme daño”, bromeé. “Lo digo en serio ahora, estás sangrando mucho.” Miré hacia abajo, así que pude y vi que el flujo de sangre. No es tan malo en realidad. Saltó de la cama y volvió con una toalla facial húmeda, y la presionó hacia abajo. “Espera que mientras me pongo una venda.” Me senté y esperé a que ella regresara con un botiquín de primeros auxilios. Ella insistió en el tratamiento de mí, la aplicación de algunas Neosporin, luego grabar algunas vendas sobre él. Ella se sentó y observó su trabajo, y luego miró hacia abajo y contempló atónita. “¡Jesús! No ¿Tiene esa cosa nunca bajar?” “Contigo disponibles, desnudo y dispuesto? Yo no lo sé todavía.” Ella había limpiado la sangre de de su mentón y mejilla. “Yo ni siquiera sabía que había hecho eso.” Ella se inclinó y me besó. “Esto no es bueno Alex. Yo no pensé que iba a ser así. Podría ser de esta manera. Los dos estamos fuera de control.” Yo le devolví el beso, luego se inclinó hacia abajo para una muestra rápida de sus tetas. “Vamos a aprender de control, unos de otros.” “Si no morimos primero”, murmuró. “Un millar de pequeñas muertes por ti, mi amor.” “Jesús, tú eres un loco de mierda.” “Me encanta usted también. ” Ella me miró con asombro. “¿Sigue siendo terriblemente adolorido ahí abajo?” , Le pregunté. “No es tan malo ahora. Me estremezco al pensar lo que va a ser el día de mañana.” “Pásame el lubricante, amor?” Le pregunté. Ella se echó a reír histéricamente. Cuando se calmó, me empujó sobre la cama. “Todavía no, vaquero. Es hora para que usted pueda tener una idea de mi boca, cuando tengo algo de control sobre él.” Ella estaba en lo cierto. Era mejor. Definitivamente mejor. Inmensamente así. Conseguí un buen espectáculo de largo, y demostró su increíble talento. Ella incluso me tenía al borde de llegar, pero se retiró en el último momento. “Muéstrame lo que era la última noche. Cuando usted se quedó dentro de mí durante horas.” ¿Cómo iba a negar? Yo nunca negarle nada. Yo la coloqué en posición, y ella hizo que mi polla agradable y resbaladiza para ella. Entonces yo estaba de vuelta en su interior, y que era el cielo de nuevo. “Oh Jill. Me gustaría que sabes lo que es esto. Estando dentro de ti.” “Muéstrame, amante.” Cerré los ojos y me recosté , tomándola suavemente. Durante varios minutos de duración que nos quedamos en silencio como nuestra adhesión continuó. “Es bueno,” ella finalmente susurró en voz baja. “Es perfecto. Relájate y déjame tenerte.” Ella parecía estar haciendo precisamente eso. “Tenías razón, Alex. Podría hacer esto para siempre. Es tan bueno, tan bueno.” Le acaricié la cadera con la mano, continuando con la penetración, sin cesar de mierda mi sueño. “Yo voy a venir ahora”, le dije. “Mmmmm”, suspiró. No he cambiado nada, el atornillado lento y metódico que nunca cambia. Pero ahora sentía el latido de mi polla como Liberé corriente después de corriente dentro de ella. Sentí que toque de ablandamiento tuve la noche anterior, pero cogí a mi manera a través de él, hasta que fui recuperando mi dureza total. “Puedo sentirlo. Siente que el endurecimiento de nuevo. Es así? Sólo va una y otra vez, llenándome con sus jugos cada vez que sienta la necesidad? ” “Yo nunca quiero parar.” “No os. Ámame como esto.” Creo que ella se estaba quedando dormido estaba tan tranquilo. Estaba a mitad de camino a mí mismo, mi cuerpo en piloto automático, la necesidad de llegar dentro de ella poco a poco la construcción de nuevo. El tiempo no tenía significado, y no me importaba. Yo estaba en mi amor. Y ella le encantó y me quería allí. “Joder, Alex! Déjala en paz ya. ¿Qué coño estás haciendo? Ella podía despertar en cualquier momento.” Las palabras me conmocionaron a mis sentidos. Jerry estaba allí de pie, torpemente sosteniendo un bate de béisbol. Yo estaba más que un poco sorprendido, pero mis caderas argumenté para continuar. “¡Maldita sea! Detener. Ella es mi madre. Bajar ahora. No me obligues a usar esto”, estuvo a punto de gritar, pero se detuvo abruptamente cuando su madre crió en un codo. “Shhh, cálmate bebé, que está bien,” dijo en voz baja, que baja y acariciando mi pierna para detener. Empujé profundamente en ella, y la sostuve yo allí, con cautela a la espera de ver las consecuencias. Jerry cayó el murciélago. Él bajó la cabeza y empezó a llorar. “Lo siento mamá. Lo siento.” “Ven aquí bebé”, le indicó a él, y él marchó a ella como un zombie. “Establecer conmigo, Jerry. Sostenga a su madre.” Él estaba llorando, y se arrastró sobre la cama y en sus brazos. “Shhh, está bien. Es querida Ok. No es tu culpa.” “¡Mamá!” La angustia en su grito fue desgarrador. Ella se deslizó hasta la cama, casi me desalojar, pero me siguió, moviéndose rápidamente y empujarla hasta la cama con mi polla en ella. Cuando ella dejó de moverse, su mano acarició mi pierna, y yo sentía que su empujando contra mí. Le di lo que necesitaba, mi cuerpo entero, dentro y fuera, poseerla. “Está bien, nena. Ok. Ninguno de Momma de nosotros podía haber sabido”, le dijo ella. Yo me crié en un codo mirando mientras guiaba su cabeza hasta sus pechos. Jerry volvió la cabeza y tomó su pezón en la boca. Jill le acarició el pelo, calmarlo. “Eso está bien, nena. Me gusta eso. Ama a tu mamá.” “Te quiero mamá. No quise decir nada de eso suceda. Lo siento mucho.” “Lo sé. Yo también te quiero. Más de se puede saber “. Ella se echó hacia atrás girando el torso hacia un lado, y su hijo siguió, acariciando sus tetas, chupar sus pezones duros. Ella todavía tenía su pierna superior sobre la mía, y ella tiró con su talón, animándome. Me recosté y me concentré en esa sensación, follando ella, mirándola con su hijo. Tenía los ojos cerrados, y ella le estaba abrazando, animándole. Me la tiré más fuerte, sintiendo que su cuerpo de roca en mi contra. “Mmm. Así no Alex. Al igual que antes.” Yo no podía decir que no, a pesar de que yo quería levantarse y golpear hasta dejarla sin sentido. Me decidí a bajar, encontré el movimiento que estaba buscando, y me concentré en nosotros tanto placer. Ella me dio un golpecito en la cabeza, y miró hacia arriba. Sostenía el lubricante para mí. Saqué la mayor parte del camino, y le di un poco más bombas, y pronto se deslizaba en su esfuerzo. Ese ritmo perfecto reanudó y yo estaba en la zona. Yo estaba en un trance, follando sin pensar, cuando ella gimió. “Un poco más difícil, bebé, de mamá va a venir para sus hijos.” Yo no podía estar seguro de que ella estaba hablando, pero las palabras se me encendió, alcanzando profundamente en mis bolas. Me la follé con más fuerza, golpes ya completos, y sentí que mi propio impulso crestería. “Eres tan grande ahora, con tanta fuerza, Alex. ¿Vas a venir por mí?” “Tengo que”, le dije. “Ven . Ven en mí. nuevamente Lléneme. Estoy tan cerca. ” Agarré sus caderas y empujó poderosamente. Duro y rápido, me la tiré, mientras su hijo juega con sus tetas increíbles. “Suck it ahora el bebé, chupar duro … más duro”, se quedó sin aliento. Era demasiado y me hizo erupción dentro de ella, que viene duro. Cerré mi polla tan lejos como pude, casi con saña. Ella gritó, “¡Sí!” y sentí su apretado apretar el coño en mi polla mientras ella vino a mí. Ella se inclinó y suavemente empujó Jerry distancia. “Bebé fácil. Oferta de Momma en estos momentos.” Mi pene estaba hecho. Se había marchitado a la nada, y salió de ella. Me arrastré hasta la cama y la abracé. Ella me dio un beso en la frente. “Lo hice. ¡Ya está abajo.” “Lo hiciste.” Me incliné y besé sus labios. “¿No te importa …” ella asintió con la cabeza hacia su hijo, que todavía estaba agarrando su pecho, con la cabeza apoyada en su brazo. “Lo que quieras, lo que quiero para ti”, le aseguré. “No fue así, yo no quería ver él tan triste “. Me cogió la disposición de pecho y suavemente masajeó. “Yo no me importó. Era una especie de agradable.” Ella sonrió y le revolvió el pelo. “Tenemos que conseguir que una chica. Pobrecita. Danielle tal vez?” “Eso estaría bien, pero no probable”, le dije. “Ya veremos”. Ella suspiró y luego nos empujó tanto de distancia. “Está bien. Es suficiente lo suficiente. Momma del dolor en cada centímetro de su cuerpo, y me muero de hambre. Vamos todos a asearse, y ni una palabra acerca de lo que los chicos malos hicisteis fuera de esta sala. ¿Entendido?” Su mano había gravitado a mi polla y ella estaba acariciando. Se sentía increíble, pero ella tenía razón. Yo había exagerado y estaba dolorido. Ella lo miró sorprendida cuando extraje a mí mismo de su agarre, y se levantó. Estaba de vuelta a su lado en unos momentos, chorrear nuestro lubricante favorito en mi polla. “¿Estás jodidamente bromeando?” ella prácticamente chilló. besé otra vez, y retiró la mano hasta mi dureza, donde tomó el control. “No estoy bromeando. Te amo. Y yo te quiero de una manera que es totalmente incomprensible para mí. Anoche, después de que ya le había tenido tres veces, por lo menos un par de horas, conseguí que nos sintiéramos cómodos y todavía no podía creer que era como si no hubiera comenzado aún. Usted fue de su lado, el contorno de sus curvas , su cintura estrecha, caderas absolutamente soporífera. Yo te saqué de detrás, y me quedé dentro de ti hasta casi el amanecer. Vine tantas veces que no podía contar. Y me quedé duro dentro de ti. añadí lubricante cada vez que necesitado. Sólo dejé cuando tenía que hacer el amor con usted cara a cara. ” “Eso no es posible. Nadie hace eso.” “Usted me hagas eso. No se puede entender. No puedo.” Mi mano estaba entre nosotros, y yo estaba acariciando mi dedo en ella. “Estás mojada.” “Dios, no puedo. No me pidas que. Estoy muy dolorida.” Rodé sobre mi espalda, tirando de ella encima de mí. “Te necesito, Jill. Como si necesitara oxígeno. Por favor, no decir que no.” “Alex, no sé si puedo.” “Try. Eso es todo lo que pido.” alineaba mi polla con ella, y le dio un codazo la cabeza pulg “Dios, por favor, ser suave. Eres muy grande.” “No. Soy el tamaño perfecto para ti. Sólo relájate y déjame pulg Usted tiene el control ahora, tome solamente lo que puede. ” “Voy a necesitar más lubricación,” susurró. La botella estaba a la mano. Se incorporó y retrocedió lejos de mi polla. Tomé su mano y roció un poco en ella, entonces untado unos bombas más en mi polla. Ella hizo una mueca cuando ella abrió los labios y trabajó algo del lubricante dentro de ella. “No puedo creer que esté haciendo esto.” Se incorporó y se colocó la cabeza de mi polla en su apertura. Ella respiró hondo y se sentó, sólo un poco. “Oh, mierda”, se quejó. Vi como ella trabajó su manera para arriba y abajo de los primeros centímetros, y luego empujó a la baja, teniendo la mayor parte de mi longitud. “Es demasiado, es demasiado grande.” “Dios, eres hermosa”, le contesté. “Si eso es todo lo que puede dar por ahora, eso es todavía increíble.” Ella puso sus manos en mi pecho, levantó un poco, entonces empujó con fuerza hacia abajo, tomando toda mi longitud. “Cristo, eso duele!” gimió. Pude ver la humedad en sus ojos. Ella estaba tratando muy duro. La atraje hacia mí, sus enormes pechos apretados contra mi pecho. Sus labios buscaron los míos y nos besamos. La pasión era innegable. Moví mis caderas lentamente, la creación de ese movimiento increíble que necesitaba desesperadamente. “Gentle, por favor,” ella suspiró. “Esto es todo lo que necesito.” Envolví mis brazos alrededor de ella y la abracé. Yo estaba follando a mi diosa y ella me estaba dando todo lo que tenía y más. El sufrimiento de mi necesidad. Aún así, pude sentir su respuesta, gimiendo suavemente, ya no sienta dolor que placer. Moví mis manos hasta sus nalgas incomparables y la abracé con fuerza, levantándola mientras sacaba y luego empujándola hacia abajo en el en el accidente cerebrovascular. Ella gimió, pero empujé de vuelta conmigo, teniendo todo esto, más y más profundo. ” Siento haberte hecho daño. Voy a tratar de ser más cuidadoso en el futuro “, le aseguré. Ella se rió, sorprendiéndome. “¿Qué, vas a limitar a sólo tres o cuatro horas en el futuro?” “Si eso es lo que quieres. Y voy a salir de su pobre pequeña puerta trasera solo.” Ella llegó detrás de ella y tiró de mi mano de su nalga, guiándola entre ellos. Yo estaba un poco sorprendido cuando ella empujó el dedo en el culo. “Déjame decido si quiero que dejó solo.” Nuestro beso se volvió más apasionado como nuestro ritmo se aceleró. Yo estaba tirando de ella ahora, pasadas largas suaves, más rápido y más insistente. Mi dedo medio fue de dos nudillos de profundidad en el interior de su trasero, y yo podía sentir su apretón a su alrededor. “Dios”, gimió, mordiendo mi hombro, “nunca ha sido así.” “Excepto por lo de anoche,” le recordé . “Voy a tener que tomar su palabra.” “¿Está usted listo para más?” , Le pregunté. “Sí,” dijo ella con sólo la más mínima vacilación. Saqué mi dedo de ella, y levantó sus caderas superior. Sin más aviso que la tiré tan fuerte y rápido como pude. Ella lo tomó en silencio, gimiendo en voz baja, en un primer momento. Entonces pude sentir su tensado. “Oh ahí, justo ahí, eso es todo, Alex. No detenga. Dios, no te detengas.” Ella todavía no entendía. No podía dejar si quería. Era agotador y mi espalda baja y dolor abdominales, pero le golpeó sin descanso. “Oh mierda, voy a entrar. Voy a venir por ti”, gimió. Yo le golpeé, mi polla un pistón imparable. Ella me besó brevemente, y luego bajó la cabeza a mi hombro. Sus dedos se clavaban en mis brazos dolorosamente. “Ahhhh,” ella gritó, y luego hundió sus dientes en mí con tanta fuerza que estaba segura de que ella hizo sangre. Todavía no me detuve. Todo su cuerpo se tensó y sus piernas se enderezó espasmódicamente. La levanté por las caderas para que pudiera todavía golpear para arriba en ella con mi cuerpo entero. Sus pies se elaboraron en las piernas, las uñas rascando. Parecía no tener fin, y era tan hermoso, todo lo que había yo quería de ella la noche anterior. Entonces sentí su colapso en mí, sin aliento. “No más”, se las arregló para respirar. Bajé la velocidad, acariciando su cuerpo, besando su rostro, frotando sus nalgas donde me apreté ellos con tanta fuerza. Sentí su tirar la cabeza hacia atrás rápidamente, jadeando. “¡Oh, no! Mira lo que te hice! ” Me volví hacia ella y vi que su rostro estaba manchado de sangre. Sostuve sus caderas y se deslizó dentro y fuera lo mejor que pude. “Deja de hacer eso!” -ladró, empujando con fuerza hacia abajo con las caderas. . “Te he hecho daño” “No puedes hacerme daño”, bromeé. “Lo digo en serio ahora, estás sangrando mucho.” Miré hacia abajo, así que pude y vi que el flujo de sangre. No es tan malo en realidad. Saltó de la cama y volvió con una toalla facial húmeda, y la presionó hacia abajo. “Espera que mientras me pongo una venda.” Me senté y esperé a que ella regresara con un botiquín de primeros auxilios. Ella insistió en el tratamiento de mí, la aplicación de algunas Neosporin, luego grabar algunas vendas sobre él. Ella se sentó y observó su trabajo, y luego miró hacia abajo y contempló atónita. “¡Jesús! No ¿Tiene esa cosa nunca bajar?” “Contigo disponibles, desnudo y dispuesto? Yo no lo sé todavía.” Ella había limpiado la sangre de de su mentón y mejilla. “Yo ni siquiera sabía que había hecho eso.” Ella se inclinó y me besó. “Esto no es bueno Alex. Yo no pensé que iba a ser así. Podría ser de esta manera. Los dos estamos fuera de control.” Yo le devolví el beso, luego se inclinó hacia abajo para una muestra rápida de sus tetas. “Vamos a aprender de control, unos de otros.” “Si no morimos primero”, murmuró. “Un millar de pequeñas muertes por ti, mi amor.” “Jesús, tú eres un loco de mierda.” “Me encanta usted también. ” Ella me miró con asombro. “¿Sigue siendo terriblemente adolorido ahí abajo?” , Le pregunté. “No es tan malo ahora. Me estremezco al pensar lo que va a ser el día de mañana.” “Pásame el lubricante, amor?” Le pregunté. Ella se echó a reír histéricamente. Cuando se calmó, me empujó sobre la cama. “Todavía no, vaquero. Es hora para que usted pueda tener una idea de mi boca, cuando tengo algo de control sobre él.” Ella estaba en lo cierto. Era mejor. Definitivamente mejor. Inmensamente así. Conseguí un buen espectáculo de largo, y demostró su increíble talento. Ella incluso me tenía al borde de llegar, pero se retiró en el último momento. “Muéstrame lo que era la última noche. Cuando usted se quedó dentro de mí durante horas.” ¿Cómo iba a negar? Yo nunca negarle nada. Yo la coloqué en posición, y ella hizo que mi polla agradable y resbaladiza para ella. Entonces yo estaba de vuelta en su interior, y que era el cielo de nuevo. “Oh Jill. Me gustaría que sabes lo que es esto. Estando dentro de ti.” “Muéstrame, amante.” Cerré los ojos y me recosté , tomándola suavemente. Durante varios minutos de duración que nos quedamos en silencio como nuestra adhesión continuó. “Es bueno,” ella finalmente susurró en voz baja. “Es perfecto. Relájate y déjame tenerte.” Ella parecía estar haciendo precisamente eso. “Tenías razón, Alex. Podría hacer esto para siempre. Es tan bueno, tan bueno.” Le acaricié la cadera con la mano, continuando con la penetración, sin cesar de mierda mi sueño. “Yo voy a venir ahora”, le dije. “Mmmmm”, suspiró. No he cambiado nada, el atornillado lento y metódico que nunca cambia. Pero ahora sentía el latido de mi polla como Liberé corriente después de corriente dentro de ella. Sentí que toque de ablandamiento tuve la noche anterior, pero cogí a mi manera a través de él, hasta que fui recuperando mi dureza total. “Puedo sentirlo. Siente que el endurecimiento de nuevo. Es así? Sólo va una y otra vez, llenándome con sus jugos cada vez que sienta la necesidad? ” “Yo nunca quiero parar.” “No os. Ámame como esto.” Creo que ella se estaba quedando dormido estaba tan tranquilo. Estaba a mitad de camino a mí mismo, mi cuerpo en piloto automático, la necesidad de llegar dentro de ella poco a poco la construcción de nuevo. El tiempo no tenía significado, y no me importaba. Yo estaba en mi amor. Y ella le encantó y me quería allí. “Joder, Alex! Déjala en paz ya. ¿Qué coño estás haciendo? Ella podía despertar en cualquier momento.” Las palabras me conmocionaron a mis sentidos. Jerry estaba allí de pie, torpemente sosteniendo un bate de béisbol. Yo estaba más que un poco sorprendido, pero mis caderas argumenté para continuar. “¡Maldita sea! Detener. Ella es mi madre. Bajar ahora. No me obligues a usar esto”, estuvo a punto de gritar, pero se detuvo abruptamente cuando su madre crió en un codo. “Shhh, cálmate bebé, que está bien,” dijo en voz baja, que baja y acariciando mi pierna para detener. Empujé profundamente en ella, y la sostuve yo allí, con cautela a la espera de ver las consecuencias. Jerry cayó el murciélago. Él bajó la cabeza y empezó a llorar. “Lo siento mamá. Lo siento.” “Ven aquí bebé”, le indicó a él, y él marchó a ella como un zombie. “Establecer conmigo, Jerry. Sostenga a su madre.” Él estaba llorando, y se arrastró sobre la cama y en sus brazos. “Shhh, está bien. Es querida Ok. No es tu culpa.” “¡Mamá!” La angustia en su grito fue desgarrador. Ella se deslizó hasta la cama, casi me desalojar, pero me siguió, moviéndose rápidamente y empujarla hasta la cama con mi polla en ella. Cuando ella dejó de moverse, su mano acarició mi pierna, y yo sentía que su empujando contra mí. Le di lo que necesitaba, mi cuerpo entero, dentro y fuera, poseerla. “Está bien, nena. Ok. Ninguno de Momma de nosotros podía haber sabido”, le dijo ella. Yo me crié en un codo mirando mientras guiaba su cabeza hasta sus pechos. Jerry volvió la cabeza y tomó su pezón en la boca. Jill le acarició el pelo, calmarlo. “Eso está bien, nena. Me gusta eso. Ama a tu mamá.” “Te quiero mamá. No quise decir nada de eso suceda. Lo siento mucho.” “Lo sé. Yo también te quiero. Más de se puede saber “. Ella se echó hacia atrás girando el torso hacia un lado, y su hijo siguió, acariciando sus tetas, chupar sus pezones duros. Ella todavía tenía su pierna superior sobre la mía, y ella tiró con su talón, animándome. Me recosté y me concentré en esa sensación, follando ella, mirándola con su hijo. Tenía los ojos cerrados, y ella le estaba abrazando, animándole. Me la tiré más fuerte, sintiendo que su cuerpo de roca en mi contra. “Mmm. Así no Alex. Al igual que antes.” Yo no podía decir que no, a pesar de que yo quería levantarse y golpear hasta dejarla sin sentido. Me decidí a bajar, encontré el movimiento que estaba buscando, y me concentré en nosotros tanto placer. Ella me dio un golpecito en la cabeza, y miró hacia arriba. Sostenía el lubricante para mí. Saqué la mayor parte del camino, y le di un poco más bombas, y pronto se deslizaba en su esfuerzo. Ese ritmo perfecto reanudó y yo estaba en la zona. Yo estaba en un trance, follando sin pensar, cuando ella gimió. “Un poco más difícil, bebé, de mamá va a venir para sus hijos.” Yo no podía estar seguro de que ella estaba hablando, pero las palabras se me encendió, alcanzando profundamente en mis bolas. Me la follé con más fuerza, golpes ya completos, y sentí que mi propio impulso crestería. “Eres tan grande ahora, con tanta fuerza, Alex. ¿Vas a venir por mí?” “Tengo que”, le dije. “Ven . Ven en mí. nuevamente Lléneme. Estoy tan cerca. ” Agarré sus caderas y empujó poderosamente. Duro y rápido, me la tiré, mientras su hijo juega con sus tetas increíbles. “Suck it ahora el bebé, chupar duro … más duro”, se quedó sin aliento. Era demasiado y me hizo erupción dentro de ella, que viene duro. Cerré mi polla tan lejos como pude, casi con saña. Ella gritó, “¡Sí!” y sentí su apretado apretar el coño en mi polla mientras ella vino a mí. Ella se inclinó y suavemente empujó Jerry distancia. “Bebé fácil. Oferta de Momma en estos momentos.” Mi pene estaba hecho. Se había marchitado a la nada, y salió de ella. Me arrastré hasta la cama y la abracé. Ella me dio un beso en la frente. “Lo hice. ¡Ya está abajo.” “Lo hiciste.” Me incliné y besé sus labios. “¿No te importa …” ella asintió con la cabeza hacia su hijo, que todavía estaba agarrando su pecho, con la cabeza apoyada en su brazo. “Lo que quieras, lo que quiero para ti”, le aseguré. “No fue así, yo no quería ver él tan triste “. Me cogió la disposición de pecho y suavemente masajeó. “Yo no me importó. Era una especie de agradable.” Ella sonrió y le revolvió el pelo. “Tenemos que conseguir que una chica. Pobrecita. Danielle tal vez?” “Eso estaría bien, pero no probable”, le dije. “Ya veremos”. Ella suspiró y luego nos empujó tanto de distancia. “Está bien. Es suficiente lo suficiente. Momma del dolor en cada centímetro de su cuerpo, y me muero de hambre. Vamos todos a asearse, y ni una palabra acerca de lo que los chicos malos hicisteis fuera de esta sala. ¿Entendido?” Llegué a su disposición pecho y suavemente masaje en ella. “Yo no me importó. Era una especie de agradable.” Ella sonrió y le revolvió el pelo. “Tenemos que conseguir que una chica. Pobrecita. Danielle tal vez?” “Eso estaría bien, pero no probable”, le dije. “Ya veremos”. Ella suspiró y luego nos empujó tanto de distancia. “Está bien. Es suficiente lo suficiente. Momma del dolor en cada centímetro de su cuerpo, y me muero de hambre. Vamos todos a asearse, y ni una palabra acerca de lo que los chicos malos hicisteis fuera de esta sala. ¿Entendido?” Llegué a su disposición pecho y suavemente masaje en ella. “Yo no me importó. Era una especie de agradable.” Ella sonrió y le revolvió el pelo. “Tenemos que conseguir que una chica. Pobrecita. Danielle tal vez?” “Eso estaría bien, pero no probable”, le dije. “Ya veremos”. Ella suspiró y luego nos empujó tanto de distancia. “Está bien. Es suficiente lo suficiente. Momma del dolor en cada centímetro de su cuerpo, y me muero de hambre. Vamos todos a asearse, y ni una palabra acerca de lo que los chicos malos hicisteis fuera de esta sala. ¿Entendido?”

Recomendación Para Que Te Diviertas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *